Curiosidades

Impresionante: el antes y después de la casa de un acumulador compulsivo que fue renovada

Los vecinos del lugar habían visto varios roedores corriendo por las inmediaciones de la vivienda. Una pareja inglesa decidió adquirir la propiedad y con ella, la dura labor de restaurarla.

lunes 19 de octubre de 2020 - 3:38 pm

Cuando Stephen y Colette Dowd decidieron comprar una vivienda sobre la misma calle donde vivían en aquel entonces, ya conocían el enorme trabajo que les iba a deparar. En muchos casos, la adquisición de una propiedad conlleva algunas refacciones o incluso el amoblamiento de la misma. En estas circunstancias, la tarea no sólo implicó la refacción total de la casa sino también el vaciamiento y desinfección por haber estado durante años repleta de montañas de basura.

Esta residencia de la localidad industrial de Runcorn en Inglaterra pertenecía a una acumulador compulsivo que convivía no sólo con la mugre sino con una invasión de roedores.

 

 

La empresa de limpieza Merseyside House Clearing asumió la gigantesca tarea de lavar y desinfectar la casa que incluía una gran cantidad de artículos amontonados como electrodomésticos y cientos de revistas, pero más que nada, muchas bolsas de basura. El personal de limpieza llegó a encontrar una rata muerta sobre la chimenea de la vivienda  y otras áreas con agujeros dónde los animales habían masticado para abrirse camino.

Tanto Stephen como Colette aseguraron que “no tenían idea” de la extensión de mugre que había en el interior al momento de refaccionar la residencia. “No sabíamos el alcance de la suciedad, no había forma de saber que estaban viviendo de esa manera. Todavía seguimos diciendo que hay algo que no está bien“, dijo Colette a Liverpool Echo.

 

 

Por su parte, Stephen contó que compraron la casa en agosto pasado y estaba en mal estado. “Lo siguiente que supimos era que había ratas corriendo por nuestro jardín, habían hecho su propia casa aquí. Cuando llegamos, tuvimos que limpiarlo todo. El daño era increíble. Había agujeros en las paredes, las puertas colgaban. Tuvimos que reemplazar todo“, manifestó.

 

 

“Y como se puede ver, reformamos toda la casa y rehicimos el jardín. Pusimos puertas nuevas y limpiamos las paredes. El piso de arriba fue reconstruido en su totalidad. Hay un baño nuevo en suite y un guardarropas en la planta baja. Tuvimos que sacar alrededor de 40 contenedores con desperdicios“, reveló Stephen, quien a su vez hizo referencia a lo que viene en el futuro: “Con suerte, los nuevos inquilinos podrán mudarse esta semana. Ojalá sean una buena familia y cuiden bien la casa para que todos podamos seguir con nuestras vidas”.

COMENTARIOS