Seguinos en nuestras redes

Latinoamérica

¿Quiénes son los candidatos que lideran las encuestas?

Con el pico de contagios de la pandemia atrás, Bolivia hoy celebra elecciones que pondrán fin al mandato provisorio de Jeanine Añéz

Tras la suspensión de las elecciones en dos ocasiones a raíz de la pandemia del Coronavirus, hoy llegó el día. Los candidatos se enfrentarán en una elección clave, luego de la renuncia de Evo Morales en 2019 acusado de cometer fraude electoral, e histórica que podría poner fin al dominio del Movimiento Al Socialismo (MAS), partido de Evo Morales. Tras meses de intensa campaña, son tres los candidatos que llegan con posibilidades de ocupar el sillón del Palacio del quemado.

Luis Arce (MAS):

Tras anunciar que no participaría de las elecciones tanto como presidente o vicepresidente, el ex mandatario de Bolivia, Evo Morales comenzó a preparar la campaña de su delfín político, Luis Arce. El heredero de Evo trabajó 18 años en el Banco Central de Bolivia, donde ocupó diversos cargos, y fue ministro de Economía y Finanzas casi todo el periodo de Morales, con una pausa de 18 meses. Su campaña se centra en el éxito económico que tuvo el país bajo la gestión de Morales. Según cifras oficiales, en su periodo como Ministro de Economía, la pobreza extrema se redujo 20 puntos a raíz de un crecimiento anual superior al 4%. La elección de Mesa responde a una jugada de Morales, quien controla a piaccere el partido, para que la lista sea encabezada por un candidato con más llegada a las clases medias. Sin embargo, la presencia de las clases bajas, indígenas y el sector obrero (la mayor parte de su caudal electoral) está reflejada en David Choquehuanca, su compañero de formula: una persona de origen aymara y dirigente de la Confederación Sindical Única de Campesinos de Bolivia.

Carlos Mesa (Comunidad Ciudadana):

El candidato opositor al MAS se ubica segundo en las encuestas. Mesa participó en las elecciones anuladas por fraude del año pasado en las que perdió contra Evo Morales. El candidato de la alianza Comunidad Ciudadana tendrá este domingo una segunda oportunidad para convertirse en presidente de Bolivia. Mesa cuenta con experiencia en el cargo. En 2003, en su condición de vicepresidente, asumió como mandatario luego de que quien lo ostentaba hasta el momento, Gonzalo Sánchez de Lozada, renunciara después de violentas protestas sociales encabezadas, entre otros, por Morales, entonces líder de los cocaleros. Una vez en el poder no pudo contener las manifestaciones y en 2005 se vio obligado a renunciar y adelantar las elecciones que convirtieron en presidente a Evo Morales. Mesa se muestra como opositor al MAS pero a la vez conciliador al agrupar a los sectores más moderados. Encaró los últimos momentos de la campaña el desafío de agrupar el voto opositor bajo su candidatura para evitar que el MAS gane en primera vuelta. Las encuestas lo dan como ganador en un eventual ballotage.

Luis Camacho (Creemos):

Tercero en las encuestas y con mínimas chances de alcanzar los votos para entrar en una eventual segunda vuelta, es el opositor más radical a Evo Morales. Camacho es un candidato outsider sin un cargo electo ni afiliaciones partidarias y con una línea ideológica similar al de Jair Bolsonaro, presidente de Brasil: un discurso reaccionario y siempre con la religión como una de sus banderas. El candidato de la alianza Creemos es un empresario poderoso de Santa Cruz de la Sierra, un bastión opositor a Evo Morales donde concentra gran parte del caudal de sus votos. Tras las elecciones del 20 de octubre pasado, Camacho fue el único candidato que pidió la renuncia de Evo Morales. Posee un perfil similar a Jeanine Añéz, actual presidenta provisional de Bolivia, quien debió declinar su candidatura por los magros números que arrojaban las encuestas. Debido a su tercera posición y ante el riesgo de que Arce gane en primera vuelta, sectores de la oposición le han solicitado que baje su candidatura y le dé su apoyo a Mesa para lograr derrotar al MAS. Sin embargo, él se ha negado en cada una de las ocasiones.

Latinoamérica

Venezuela: nuevo informe de la ONU alertó más casos de torturas y detenciones arbitrarias

El documento abarca el período entre el 1 de mayo de 2021 y el 30 de abril de 2022 y se centra en acontecimientos relacionados con los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales, el estado de derecho y el espacio cívico

Durante un nuevo informe a cargo Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (ACNUDH), a cargo de la expresidenta chilena Michelle Bachelet, se denunciaron nuevos casos de torturas, ejecuciones, detenciones arbitrarias y persecución a la oposición en Venezuela.

La investigación, que abarca el período comprendido entre el 1 de mayo de 2021 y el 30 de abril de 2022, alertó que, aunque el país presidido por Nicolás Maduro evidenció ciertos avances respecto de las recomendaciones presentadas en anteriores informes, aún sigue habiendo graves violaciones de los Derechos Humanos.

En ese sentido, ​la ACNUDH documentó seis casos en los que las fuerzas de seguridad del Estado actuaron en barrios marginados y dejaron ciudadanos muertos. “En al menos tres de esos casos, el fallecido habría sufrido presuntamente tortura o malos tratos antes de su muerte”, advirtió.

Además, registró “la detención arbitraria de al menos 13 personas” durante operaciones de seguridad. También recibió denuncias de detención en “régimen de incomunicación”, dado que los familiares de los detenidos no recibieron información sobre su paradero durante hasta un mes. “En al menos tres de estos casos, los detenidos fueron presuntamente torturados o maltratados”, completó.

Por otro lado, aunque reconoció avances en la reducción de las demoras judiciales y del uso de la detención, aclaró que aún “persisten los desafíos para garantizar el derecho de todas las personas acusadas a la libertad y a un juicio justo sin demoras indebidas”.

Guaidó sobre el avión venezolano-iraní: “Maduro tiene vínculos terroristas y usa aviones iraníes para lavar dinero”

Además, al menos cinco miembros de la oposición política fueron detenidos, mientras que “dos dirigentes sindicales y un activista de derechos humanos seguían detenidos en el momento de redactar este informe”.

También se presentaron “casos de violaciones del derecho a la libertad de opinión y de expresión que afectan a periodistas, trabajadores de los medios de comunicación y medios de comunicación, personas defensoras de los derechos humanos y representantes de la sociedad civil”

Continuar leyendo

Latinoamérica

“Han votado mal”: Mario Vargas Llosa criticó la victoria de la izquierda en Colombia

El Nóbel de Literatura calificó al triunfo de Gustavo Petro como “un accidente enmendable y corregible”.

El premio Nóbel de Literatura, Mario Vargas Llosa, expresó su opinión sobre la victoria de Gustavo Petro en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Colombia. El escritor peruano se refirió al tema en en el XV Foro Atlántico “Iberoamérica: democracia y libertad”, organizado en la Casa de América de Madrid por la Fundación Internacional para la Libertad.

Mario Vargas Llosa señaló que espera que el triunfo de la izquierda en Colombia “sea un accidente enmendable y corregible” en el futuro inmediato, y que el país latinoamericano se mantenga “dentro de la estricta legalidad”. Gustavo Petro alcanzó el 50,44% de los votos en la segunda vuelta.

El Nóbel de Literatura afirmó que si el nuevo presidente se mantiene en la legalidad será “tanto mejor para Colombia, pero si pretende, como pretenden algunos de sus partidarios, arrasar con esa legalidad, se abre un interrogante respecto al futuro del país, ya que entraría, al igual que otros países latinoamericanos, en un mundo impredecible“.

Por otra parte, Mario Vargas Llosa felicitó al presidente saliente, Iván Duque y remarcó que su gestión “ha sido muy cuestionada, pero hechas las sumas y las restas creo que él ha actuado siempre dentro de la legalidad y ojalá esto se siga respetando bajo el nuevo mandatario”.

Continuar leyendo

Latinoamérica

Gustavo Petro: el primer presidente de izquierda en Colombia

Su agenda propone fortalecer el estado, la defensa del medio ambiente y sumar impuestos a los más ricos.

Las autoridades electorales de Colombia anunciaron este domingo los primeros resultados del conteo preliminar de la segunda vuelta presidencial entre dos candidatos con ideas populistas, pero visiones distintas de país: el izquierdista Gustavo Petro y el magnate de bienes raíces Rodolfo Hernández.

Con poco más del 97% de las urnas escrutadas, Petro lidera con 50,57% (10.984.247 votos) y Hernández obtiene el 47,16% (10.242.763 votos).

“Hoy es dia de fiesta para el pueblo. Que festeje la primera victoria popular. Que tantos sufrimientos se amortiguen en la alegría que hoy inunda el corazon de la Patria”, anunció el electo presidente, a través de su cuenta de Twitter.

Este era el tercer intento de llegar a la presidencia de Petro, un economista de 62 años especializado en medio ambiente, que fue guerrillero en los años 80 y que hasta ahora ejerce como senador y fue alcalde de Bogotá de 2012 a 2015.

El exguerrillero Gustavo Petro, se impuso con más del 50% de los votos a Rodolfo Hernández.

Petro quiere robustecer el Estado y cobrarle más impuestos a los ricos. Camino al balotaje, se mostró como un político moderado, cercano a la gente y al feminismo.

El electo mandatario, prometió que no buscará la reelección previa reforma constitucional, ni venganzas personales, y que respetará la propiedad privada. “Digo enfáticamente que nunca he pensado ni pensaré en confiscar o menoscabar” los bienes, sostuvo.

Su programa también plantea reformar la policía, implicada en violaciones de derechos humanos, y regular los ascensos al interior de las Fuerzas Militares, que considera clasistas. Petro será el primer exguerrillero al que las tropas juren lealtad.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR