Elecciones en Bolivia

¿Quiénes son los candidatos que lideran las encuestas?

Con el pico de contagios de la pandemia atrás, Bolivia hoy celebra elecciones que pondrán fin al mandato provisorio de Jeanine Añéz

domingo 18 de octubre de 2020 - 10:17 am

Tras la suspensión de las elecciones en dos ocasiones a raíz de la pandemia del Coronavirus, hoy llegó el día. Los candidatos se enfrentarán en una elección clave, luego de la renuncia de Evo Morales en 2019 acusado de cometer fraude electoral, e histórica que podría poner fin al dominio del Movimiento Al Socialismo (MAS), partido de Evo Morales. Tras meses de intensa campaña, son tres los candidatos que llegan con posibilidades de ocupar el sillón del Palacio del quemado.

Luis Arce (MAS):

Tras anunciar que no participaría de las elecciones tanto como presidente o vicepresidente, el ex mandatario de Bolivia, Evo Morales comenzó a preparar la campaña de su delfín político, Luis Arce. El heredero de Evo trabajó 18 años en el Banco Central de Bolivia, donde ocupó diversos cargos, y fue ministro de Economía y Finanzas casi todo el periodo de Morales, con una pausa de 18 meses. Su campaña se centra en el éxito económico que tuvo el país bajo la gestión de Morales. Según cifras oficiales, en su periodo como Ministro de Economía, la pobreza extrema se redujo 20 puntos a raíz de un crecimiento anual superior al 4%. La elección de Mesa responde a una jugada de Morales, quien controla a piaccere el partido, para que la lista sea encabezada por un candidato con más llegada a las clases medias. Sin embargo, la presencia de las clases bajas, indígenas y el sector obrero (la mayor parte de su caudal electoral) está reflejada en David Choquehuanca, su compañero de formula: una persona de origen aymara y dirigente de la Confederación Sindical Única de Campesinos de Bolivia.

Carlos Mesa (Comunidad Ciudadana):

El candidato opositor al MAS se ubica segundo en las encuestas. Mesa participó en las elecciones anuladas por fraude del año pasado en las que perdió contra Evo Morales. El candidato de la alianza Comunidad Ciudadana tendrá este domingo una segunda oportunidad para convertirse en presidente de Bolivia. Mesa cuenta con experiencia en el cargo. En 2003, en su condición de vicepresidente, asumió como mandatario luego de que quien lo ostentaba hasta el momento, Gonzalo Sánchez de Lozada, renunciara después de violentas protestas sociales encabezadas, entre otros, por Morales, entonces líder de los cocaleros. Una vez en el poder no pudo contener las manifestaciones y en 2005 se vio obligado a renunciar y adelantar las elecciones que convirtieron en presidente a Evo Morales. Mesa se muestra como opositor al MAS pero a la vez conciliador al agrupar a los sectores más moderados. Encaró los últimos momentos de la campaña el desafío de agrupar el voto opositor bajo su candidatura para evitar que el MAS gane en primera vuelta. Las encuestas lo dan como ganador en un eventual ballotage.

Luis Camacho (Creemos):

Tercero en las encuestas y con mínimas chances de alcanzar los votos para entrar en una eventual segunda vuelta, es el opositor más radical a Evo Morales. Camacho es un candidato outsider sin un cargo electo ni afiliaciones partidarias y con una línea ideológica similar al de Jair Bolsonaro, presidente de Brasil: un discurso reaccionario y siempre con la religión como una de sus banderas. El candidato de la alianza Creemos es un empresario poderoso de Santa Cruz de la Sierra, un bastión opositor a Evo Morales donde concentra gran parte del caudal de sus votos. Tras las elecciones del 20 de octubre pasado, Camacho fue el único candidato que pidió la renuncia de Evo Morales. Posee un perfil similar a Jeanine Añéz, actual presidenta provisional de Bolivia, quien debió declinar su candidatura por los magros números que arrojaban las encuestas. Debido a su tercera posición y ante el riesgo de que Arce gane en primera vuelta, sectores de la oposición le han solicitado que baje su candidatura y le dé su apoyo a Mesa para lograr derrotar al MAS. Sin embargo, él se ha negado en cada una de las ocasiones.

COMENTARIOS