Alimentación

Cinco errores al cocinar los huevos

Algunos consejos a la hora de preparar este alimento

jueves 29 de octubre de 2020 - 7:29 am

El huevo es muy versátil y completo a nivel nutritivo. No obstante, al cocinarlos se producen una serie de errores comunes que enturbian su textura o su sabor.

1. Huevos revueltos, a fuego bajo y lento

Un error recurrente es aumentar la temperatura para cocinarlos más rápido, pero esto afecta gravemente el sabor. Cocinarlos en exceso y a una temperatura demasiado elevada no es conveniente. La clave para preparar los huevos revueltos es despacio y con el fuego bajo, logrando así la consistencia perfecta y evitando que se quemen.

Si te gustan con una textura más suelta, sacá la sartén del fuego cuando todavía están húmedos y suaves, y permití que el calor residual los acabe de cocinar.

2. No agregues líquido a los huevos antes de ponerlos en la sartén

Algunos añaden un chorrito de leche a la hora de preparar unos huevos revueltos, o incluso agua, con el fin de que estén más tiernos. No obstante, no es necesario. Lo imprescindible es batir los huevos con un tenedor hasta que estén completamente suaves, luego condimentar con sal, cocinar con mantequilla a fuego medio y revolver constantemente si se quiere una textura esponjosa y más fina, o solo ocasionalmente para que quede más aterciopelado.

3. Condimentalos con sal lo antes posible

Si añades sal a los huevos antes de cocinarlos puedes evitar que las proteínas se adhieran demasiado, logrando como resultado una textura más tierna, fundamental para que una tortilla quede jugosa o unos huevos revueltos aterciopelados.

4. Usá este truco contra las cáscaras de huevo

Puede ser que en alguna ocasión hayas cascado huevos para freír o batir y se cuele algún pedacito entre las claras y las yemas. Un error común consiste en buscar la cáscara con la cuchara.
Un truco doméstico es usar un trozo de cáscara más grande para sacar el pequeño pedacito.

5. La sobrecocción no es solo un problema para los huevos revueltos

Cuando preparás huevos duros o cocidos, dejarlos en la olla durante demasiado tiempo puede tener un efecto catastrófico y pese a ello, es un error común en el que cae la gente. El resultado es que su sabor se ha perdido, la yema está seca y la textura es desagradable.

La regla consiste en hervir los huevos 9 minutos para ensaladas y 11 minutos para los huevos rellenos. Es fundamental emplear temporizador y esperar a que el agua haya hervido para introducir los huevos.

Fuente: TicBeat

COMENTARIOS