Fitness

Los beneficios del deporte para calmar la ansiedad

Cómo influye la actividad física en nuestra salud mental

martes 27 de octubre de 2020 - 7:01 am

En estas situaciones de ansiedad, se suele recurrir a ansiolíticos que ayudan a controlar ese estado, sin embargo, de ser posible, es preferible tomar un camino más natural antes de lanzarnos a la toma de medicamentos.

En primer lugar, tenemos que diferenciar el estrés de la ansiedad, ya que el primero es una reacción ligada a una situación o un entorno que nos resulta inusual o agresivo, y el cuerpo responde a esa nueva situación en forma de estrés. En cambio, la ansiedad es un sentimiento mucho más profundo de inseguridad y miedo, y se prolonga en el tiempo. Es la prolongación de la sensación del estrés.

El deporte es uno de los mejores aliados para solventar el estado de la ansiedad y mitigar sus efectos. Hace liberar en el organismo endorfinas ‘hormonas de la felicidad’ que nos producen euforia y satisfacción. Genera una sensación de bienestar durante y después de un entrenamiento.

El trastorno de ansiedad es una enfermedad y las actividades cotidianas se pueden volver un sufrimiento. Aunque esta situación saca las ganas de hacer cosas, y quizá sea el ejercicio físico lo que menos apetezca realizar, este ayuda a prevenir y mejorar diversos problemas de salud, y también los síntomas más característicos de este problema.

Todos los deportes y actividades físicas son válidas siempre y cuando las disfrutes. Sin embargo, cuando se tiene un carácter más ansioso puede ser complicado elegir el mejor para vos. La ansiedad puede provocar desmotivación y una falta de confianza en nosotros mismos o culpabilidad cuando no cumplimos con los objetivos que hemos marcado.

Sin embargo, la satisfacción que produce realizar una actividad de forma regular ayuda a aumentar esa confianza y conducir nuestro estado mental y físico a uno mucho más sano y relajado. Es por ello, que todos los ansiosos necesitan al menos entre 10 o 12 semanas de entrenamientos para comprobar los efectos positivos.

No debe convertirse en una obligación, sino que tiene que ser el medio para volver a tener conciencia de uno mismo, tanto física como mentalmente para ganar de nuevo confianza. Reporta beneficios físicos y psicológicos. Mejora el estado de ánimo y reduce los niveles de ansiedad o la depresión, además, nos permite estar más tranquilos durante el día.

La actividad física nos ayuda y mejora nuestra capacidad en varios aspectos:

– Ayuda a la liberación de endorfinas y esto genera una sensación de bienestar y alivio del dolor psíquico.

– Mantiene la mente ocupada en otra cosa, por lo que en ese periodo de tiempo se reducen considerablemente los pensamientos negativos y nos permite olvidarnos de las preocupaciones.

– Nos permite manejar de mejor manera las emociones negativas como la ira o la rabia.

– Mejora la calidad de sueño, hace que podamos dormir sin insomnio y prácticamente del tirón durante toda la noche.

– Permite ganar confianza en uno mismo.

– Ir consiguiendo una mejor forma física que también repercute en nuestra salud mental.

– Aumenta la interacción social, ya que los deportes de equipo son perfectos para socializar y descargar energía.

Los deportes en equipo son los que requieren un gran esfuerzo físico, como puede ser el básquet, el voley o padel, tenés que sociabilizar al mismo tiempo que desconectás de tus pensamientos. Favorecen a eliminar la energía negativa que produce la ansiedad y permiten que nos mantengamos en buena forma física.

Otro tipo de ejercicios que también nos permiten encontrar una cierta relajación y buscar el equilibrio perfecto entre mente y cuerpo son el yoga y pilates, dos técnicas perfectas para recuperar la energía que se pierde si se sufre ansiedad. La respiración que se necesita para realizarlos es clave para gestionar los sentimientos y mejorar el estado de ánimo.

Uno de los que más se recomiendan es la natación, por ser de los más completos que podemos desempeñar, ideal para liberar tensiones, mejora la circulación sanguínea y cuida de nuestra capacidad cardiovascular. Nadar una hora permite quemar además energía y calorías.

Si sufrís de ansiedad de una manera más incontrolada, no dudes en acudir a tu médico de cabecera para que pueda estudiar tu caso particular y determinar los mejores tratamientos para tu salud. A la depresión, la ansiedad o las situaciones de estrés se les debe dar la importancia que merecen, porque nuestra la mental es tan importante como la física.

Fuente: Bezzia

COMENTARIOS