Política

Martín Lousteau: “Tengo ganas de ser jefe de Gobierno en 2023”

Como Larreta no puede repetir candidatura, al senador nacional le gustaría ocupar el cargo. Estuvo cerca de lograrlo en 2015, cuando llegó a la segunda vuelta.

lunes 12 de octubre de 2020 - 10:16 am

El senador nacional de la UCR Martín Lousteau este domingo 11 de octubre que tiene “ganas de ser jefe de Gobierno” porteño en 2023 y confesó que se podría dar un esquema electoral en el que el actual alcalde de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, sea el candidato presidencial de Juntos por el Cambio.

“Sí, tengo ganas de ser jefe de gobierno, pero además tengo ganas de construir un espacio más grande que pueda generar”, resaltó en una entrevista a Infobae, y mencionó como posibles nuevos aliados a la líder del GEN, Margarita Stolbizer, al socialista ex gobernador de Santa Fe Miguel Lifschitz, y al intendente de Rosario, Pablo Javkin.

Cuando se lo consultó si Larreta podría ir como candidato a presidente en 2023 y él como aspirante a jefe de Gobierno porteño, ya que Larreta no puede volver a presentarse como candidato a la re-reelección para alcalde de la Ciudad, comentó: “Si construimos ese espacio colectivo la verdad que se puede dar”. “Yo creo que Juntos por el Cambio, inclusive con otro nombre, tiene que ser más amplio”, agregó.

Lousteau se quedó con un sabor amargo en 2015. Ese año peleó con Larreta y lo forzó a una segunda vuelta, que al final perdió.

En una entrevista a Infobae, Lousteau cuestionó al jefe del interbloque Juntos por el Cambio en el Senado, Luis Naidenoff, por no tener en cuenta a un grupo de senadores de ese espacio, entre los cuales estaba él mismo, a la hora de negociar con Cristina Kirchner la continuidad de las sesiones virtuales en la Cámara alta.

“A mí me parece importante que el presidente del interbloque incorpore que todos somos senadores, y que no es solo un tema de mayorías o minorías”, sostuvo en una crítica directa a Naidenoff.

En tanto, el líder de Evolución opinó que “la agenda pública de la Argentina está trabada por el encono de dos dirigentes entre sí”, en referencia a Cristina Kirchner y Mauricio Macri, y coincidió con Emilio Monzó en que esas figuras deberían dar un paso al costado para dejar que crezcan otros liderazgos alternativos.

“La agenda está trabada por la dinámica que se ha dado en los espacios, y que además, como son dos figuras de peso, son ex presidentes, condicionan de alguna manera sus espacios”, evaluó.

COMENTARIOS