Educación

Clases en CABA: habrá un examen de fin de año, escuela de verano y evalúan adelantar el inicio de clases en 2021

La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, indicó que las "clases finalizarán a mediados de diciembre" y adelantó que se estudia "un calendario que quizá se anticipe para el año que viene".

lunes 12 de octubre de 2020 - 12:04 pm

La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, aseguró que la Ciudad analiza la posibilidad de adelantar el inicio de las clases en 2021, pero descartó extender el actual, en el marco de la pandemia de coronavirus.

En una conferencia de prensa que compartió con el ministro de Salud, Fernán Quirós, y el secretario de Transporte, Juan José Méndez, Acuña adelantó que los estudiantes de nivel primario y secundario deberán rendir un examen de fin de año para evaluar los contenidos correspondientes a su ciclo lectivo y aquellos que demuestren dificultades, deberán asistir a la escuela de verano.

“En diciembre va a haber una instancia evaluativa con calificación que va a determinar si los chicos tienen que ir a recuperación. Si eso sucede, habrá escuela de verano en las escuelas estatales para aprender todos esos aprendizajes que no se pudieron afianzar durante este año”.

Asimismo, sostuvo que se está evaluando la posibilidad de “empezar un mes antes” el próximo año.

No es una vuelta a clase que teníamos en marzo, pero que es un complemento de presencialidad a la educación remota o virtual”, resaltó la ministra de la Ciudad.

Al encabezar una conferencia, señaló que lo que arranca mañana es “una instancia para acompañar y para empezar a pensar el año que viene”.

El Gobierno porteño informó que este martes iniciará un plan gradual de “actividades de acompañamiento educativo” en los patios de las escuelas para los alumnos de la Ciudad que cursen el último año de la primaria y de la secundaria, tras la decisión del Consejo Federal de Educación para un regreso gradual a las clases.

Contempla “actividades educativas” que buscarán “favorecer el encuentro, socialización y aprendizaje comunitario, considerando la presencialidad como un instrumento indispensable para fortalecer y favorecer el cierre de las trayectorias escolares de manera adecuada”, indicaron desde el Ministerio de Educación porteño; al tiempo que aclararon que “no es una vuelta a clases presenciales” y la participación no es obligatoria.

De acuerdo a un relevamiento oficial, bajo esta modalidad están en condiciones de retomar las clases unas 38 escuelas técnicas, 131 escuelas medias de gestión estatal y 464 escuelas primaria, que equivale 633 escuelas y 33.221 alumnos.

Durante la conferencia de prensa, Acuña hizo hincapié en que los alumnos que no fueron convocados no vayan a la puerta de sus escuelas.Van a ser los docentes lo que se van a comunicar con las familias para decirle en qué turno y horario tienen que entrar y con qué grupo le toca. Queremos evitar que haya amontonamiento en la puerta. Los chicos y chicas ya saben a qué escuela tienen que ir porque fueron avisados”, ejemplificó.

Con respecto a los 6500 que tuvieron problemas de conectividad y desde marzo perdieron el contacto con la escuela, la Ministra dijo que fueron identificados y contactados después del receso invernal para que vuelvan retomar sus estudios. Ellos cursarán al aire libre, en tres polideportivos: el de Parque Patricios, el de la Estación de Almagro y el del Parque Indoamericano. “El tercer paso será llevarlos a sus escuelas”, precisó Acuña.

 

COMENTARIOS