Belleza

Por qué incluir el agua micelar en tu rutina de belleza

Qué beneficios le aporta este producto a tu piel

jueves 22 de octubre de 2020 - 7:39 am

El agua micelar ha ganado bastante importancia en las rutinas de skincare en los últimos tiempos. El éxito de este tipo de cosmético se encuentra en la eficiente limpieza que genera, sumado a la suavidad y tersura que deja. A continuación te contamos más detalles sobre el agua micelar.

Es suave y eficaz para eliminar la suciedad, el maquillaje y la grasa, limpia los poros y tonifica la piel. No contiene alcohol y ayuda a promover la hidratación cutánea mientras disminuye la irritación y la inflamación. De esta manera, la piel se mantiene suave, flexible y tersa.

Se suelen comercializar en relación al tipo de piel en el que se los va a emplear. Existen para las diferentes variantes de cutis, que pueden clasificarse como normales o eudérmicas, secas o alípicas, grasas, envejecidas, mixtas o deshidratadas.

El paso esencial es reconocer el tipo de piel que uno tiene para poder elegir la adecuada. Ante la confusión, no está mal efectuar una consulta dermatológica para caracterizar la composición dérmica.

La adecuada higiene y cuidado de la piel se basa en la aplicación de una rutina diaria en la que se usan diferentes productos. Lo ideal es realizar una rutina de limpieza al menos dos veces al día.

Esto sería a primera hora para limpiar la piel de las células que se desprendieron durante la descamación nocturna y la grasitud generada durante el sueño. Al final del día es otro buen momento para implementar este tipo de cuidados con el fin de desmaquillar y eliminar la suciedad que se ha acumulado en el transcurso de la jornada.

El agua micelar suele reemplazar todos los productos previos de una rutina de skincare. O sea, es una sustancia capaz de suplir los limpiadores, los tónicos y los hidratantes. De esta manera, disminuye el tiempo del cuidado personal a un solo paso.

Es útil para realizar la limpieza del rostro y contribuir con la protección de la piel. Algunas de las ventajas de su uso son:

Hidratación: la gran mayoría contienen glicerina, lo que contribuye a que la piel se mantenga hidratada y no pierda su componente de agua.

Eliminación de suciedad y grasitud: esta propiedad la genera debido a la presencia de micelas que tienen poder de atracción hacia las partículas de suciedad.

Eficaz para cualquier tipo de piel: tiene muy bajo potencial agresivo, lo que las diferencia de otro tipos de jabones limpiadores y lociones. Además, existen variantes para cada necesidad.

Limpieza de cutis: provoca la limpieza de poros y, al ser un agente suave, no genera irritación para estimular la presencia de acné.

Desmaquillante: lo hace efectivo para utilizar como desmaquillante en cualquier momento, sin la necesidad de requerir agua corriente cuando no se está en el hogar.

Fuente: Mejor con salud

COMENTARIOS