Política

Guernica: Berni advirtió que no tiene los recursos para desalojar el predio ocupado

El ministro de Seguridad bonaerense expresó en una entrevista televisiva que no puede encontrar "al menos cuatro cuatriciclos que funcionen" de cara al desalojo pautado para la próxima semana.

jueves 8 de octubre de 2020 - 5:28 pm

La usurpación de terrenos en distintos puntos del país es uno de los ejes que el Gobierno mantiene en agenda y que al momento, no ha logrado resolver. Los conflictos en Villa Mascardi con la comunidad Lafken Winkul Mapu son tema de debate dentro del círculo de la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Fréderic, que podría ceder las tierras ocupadas por la comunidad mapuche a cambio del cese de los violentos ataques.

Por otra parte, la gran toma de terrenos gestada en Guernica es una cuestión que al día de hoy le compete al ministro de Seguridad Bonaerense, Sergio Berni y que, a pesar de no haber tomado una decisión concreta, se ha colocado en el centro de la polémica.

En declaraciones televisivas, el funcionario ha expresado que no cuenta con los recursos necesarios para dar comienzo al desalojo que tiene como fecha programada el jueves próximo.

No puedo encontrar cuatro cuatriciclos que funcionen. No tengo un colectivo para trasladar a la policía“, advirtió Berni. Así mismo explicó que necesitaría al menos 3000 hombres para hacer cumplir con la orden judicial que habilita a la desocupación de las 100 hectáreas en las que habitan alrededor de 2500 familias.

Sin embargo, el ministro al momento no se ha expedido de manera escrita sobre su situación frente al Juzgado de Garantías de Cañuelas, donde tramita el expediente por la toma de tierras en la localidad del Municipio de Presidente Perón.

Además del embrollo de no contar con los recursos, desde el gobierno buscan evitar el enfrentamiento, al menos, con tres frentes.

 

 

El primero, y más visible implica que en la toma habitan 2700 jóvenes, niñas y niños. La desprotección de sus padres, que en su inmensa mayoría declararon haber quedado empobrecidos y desocupados durante la cuarentena.

Los otros dos frentes constituyen una barrera política más profunda. Por un lado, los movimientos sociales que apoyan a las tomas de tierras, identificados por los intendentes como Polo Obrero, Libres del Sur y Movimiento Teresa Rodríguez (MTR) son algunos de los más críticos de sus políticas sociales.

“Los paliativos del Estado son completamente insuficientes para afrontar los gastos de todos los días. Esta situación nos empujó a salir a buscar un lugar para vivir porque ya no pudimos pagar alquiler o porque vivíamos hacinados y hacinadas en casas muy chiquitas que empeoran la situación de los contagios. Somos gente de trabajo, jóvenes, adultos y adultas que queremos tener una vivienda para despertarnos a la mañana y poder dormir a la noche sin pensar todo el tiempo que nos vamos a tener que ir porque no podemos pagar el alquiler”, sostienen los militantes del Movimiento Teresa Rodríguez.

A su vez, otro repudio se suma los ya planteados por las distintas organizaciones sociales e involucra “la denuncia ante el colosal intento de encubrimiento en el caso de Facundo Astudillo Castro”. En ese sentido, plantean: “Resulta indignante que en una circunstancia en la que estuvieron involucradas las fuerzas represivas se las quiera absolver de toda culpa y cargo”.

El tercer motivo que tiene Axel Kicillof para buscar eludir un desalojo violento es el siguiente: los sectores de izquierda acusan de violento y encubridor a Sergio Berni.

COMENTARIOS