Fórmula 1

F1 | Próxima parada: Gran Premio de Eifel

Por: Nicolás 'Zeta' Zalazar

La acción del más alto nivel automovilístico vuelve este fin de semana a Alemania para un circuito que, tras siete años fuera del calendario, promete adrenalina: Nürburgring. La batalla por la zona media, características del circuito y el retorno del apellido Schumacher en su patria, en esta nota.

El Gran Premio de Alemania se lleva a cabo hace varios años en la pista de Hockenheimring, pero los acontecimientos en torno a la pandemia de Coronavirus en todo el mundo pusieron en duda su realización durante la primera mitad del año. Cuando se confirmó que el país albergaría una carrera en otro trazado, se optó por darle visibilidad y homenaje a Eifel, región en la que se encuentra Nürburgring.

La última vez que se corrió allí, en 2013, el podio tuvo en primer lugar a Sebastian Vettel, seguido por Kimi Räikkönen y Romain Grosjean. A su vez, la última pole position fue para Lewis Hamilton, en su primer año con la escudería Mercedes. Sería una locura predecir un resultado similar al pasado, pero sí podemos augurar una largada en primera posición del británico.

Justamente los tres pilotos mencionados están pasando por un momento particular en sus carreras. Vettel ha confirmado su pase a Aston Martin (actualmente Racing Point) y sus desempeños con Ferrari este año han sido negativos. Grosjean está casi descartado para el equipo Haas del 2021 y Räikkönen debe decidir si acepta seguir compitiendo como mentor de la joven promesa de la Fórmula 2: Mick Schumacher.

El hijo del Káiser se ha puesto en boca de todos durante las últimas semanas ya que, además de su gran rendimiento en la segunda categoría (está primero en la tabla), ocupará este viernes el asiento de Antonio Giovinazzi en Alfa Romeo en las Prácticas Libres 1. Medios europeos afirman que el suizo de 21 años está próximo a firmar su contrato con ese equipo para el año que viene.

El perseguidor de Schumacher en la lucha por el campeonato de este año, Callum Ilott, también estará a bordo de un Fórmula 1 este fin de semana. Será en los Libres 1 del equipo Haas, que confirma con acciones estar en búsqueda de un cambio en su alineación para la próxima temporada. No obstante, su Director Guenther Steiner alivianó la presión al joven británico.

“No nos fijaremos demasiado en los tiempos, estaremos mirando su consistencia y los comentarios que pueda aportar al equipo. 90 minutos no es mucho tiempo a bordo de un coche de Fórmula 1, intentaremos gestionarlo para recibir comentarios y que él tenga una buena experiencia con nosotros”, afirmó.

Hablando ya de la carrera del domingo, una vez más se esperan lluvias y los fanáticos de las carreras se emocionan al imaginar los imprevistos que puede ocasionar la humedad en la pista y, de suceder, un resultado diferente al que se ha repetido la mayoría de las veces este año. En la última jornada, en Rusia, Hamilton podría haber igualado el récord de victorias de Michael Schumacher pero tras una doble penalidad se colocó tercero. Ojalá sea esta vez la tormenta quien agregue su cuota de imprevisibilidad al resultado.

El circuito de Nürburgring tiene una mística particular, y no necesariamente positiva. La pista alemana ha sufrido numerosas modificaciones desde su inauguración hace casi un siglo, siempre por el mismo motivo: Autos cada vez más veloces la volvieron muy peligrosa. Su antiguo trazado fue bautizado por Jackie Stewart como “Infierno Verde”, y además fue allí donde en 1976 Niki Lauda tuvo el accidente que casi le costó la vida.

Rectas, pendientes, curvas de alta velocidad, su pasado, una zona media de la tabla del campeonato de pilotos que está que arde, la posibilidad de que sean las últimas carreras de varios pilotos en la Fórmula 1, la sangre joven, el récord de Schumacher, y la posibilidad de tormentas. ¿Algún condimento más? Todo está dado para que el regreso de la región de Eifel a la competencia sea un verdadero disfrute.

COMENTARIOS