Política Internacional

Éxodo argentino: cuáles son las políticas de Uruguay, Estados Unidos, Canadá y Australia para irse a vivir

En un contexto de crisis económica, existen diferentes opciones para estudiar, invertir, trabajar y vivir en el exterior. Estos son algunos de los países más buscados por los argentinos para solicitar la residencia temporal o permanente

miércoles 7 de octubre de 2020 - 7:12 pm

Un informe de la consultora Taquión Research Strategy reveló esta semana que ocho de cada diez argentinos se iría del país si tuviera la oportunidad. La pregunta es: ¿a dónde y en calidad de qué? Acá  algunas opciones:

Uruguay

Las dos maneras tradicionales de obtener la residencia fiscal en Uruguay tienen que ver con inversiones dentro del país. Si una persona cuenta con una o más inversiones en inmuebles por un valor aproximado de US$ 1,6 millones dentro del país, puede aplicar para la residencia permanente. Si tiene una inversión en una empresa con una tenencia accionaria de casi US$ 5 millones y que esté dentro de la Ley de Promoción de Inversiones también se puede aplicar para la residencia fiscal. Ninguna de estas causales exige días de permanencia en Uruguay.

A estas dos opciones se le suma la posibilidad de tener una inversión directa en uno o más inmuebles a partir del primero de julio por US$ 380 mil y 60 días de permanencia efectiva en el país en el año calendario (no computan ausencias esporádicas y se pueden contar desde antes de julio).

Si bien Uruguay facilitó el trámite para obtener la residencia fiscal, no alcanza con cumplir esos requisitos para darse de baja en Argentina. Se puede tener la inversión necesaria, haber pasado la cantidad de días en Uruguay que exige la normativa y aun así no perder la residencia fiscal en el país vecino. Los procesos para la residencia fiscal y para la legal son independientes y no están vinculados. Se puede ser residente fiscal y no legal y viceversa.

Paraguay

El Gobierno paraguayo incita a personas que quieran trabajar y tengan una promesa de empleo en el país a tramitar la residencia temporaria. Para obtener la permanencia en Paraguay, se debe constatar el estado civil de la persona, si tiene antecedentes penales y la residir por lo menos cinco años en el país. En el caso de la residencia permanente también se necesita un depósito en una entidad financiera de US$ 5000.

Estados Unidos

Hay cinco formas de obtener una Green Card para residir y vivir en EE.UU.: casándote con un americano; que un empleador americano la solicite; ganando asilo político en la Corte por tener miedo de volver a tu país de origen; invertir al menos 900 mil dólares en Estados Unidos; o ganarse la lotería de las Green Cards.

Todos los años el Departamento de Estado de Estados Unidos sortea 50 mil Green Cards para poder vivir y trabajar en el país. Para ingresar al sorteo, se debe ingresar a la página de la Oficina de Asuntos Consulares del Gobierno de Estados Unidos y aplicar dentro del sistema electrónico de sorteos de visas. Las Green Cards son distribuidas por todos los continentes y se asignan para que las personas vayan a vivir a estados de EE.UU. con tasas de inmigración más bajas.

Los requisitos para calificar:

– Ser de un país autorizado a participar, es decir de cualquiera menos Brasil, Colombia, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Haití, Jamaica y México.

– Haber terminado el colegio secundario sin trabajar dos años.

– Tener una foto tipo pasaporte que no tenga más de seis meses de antigüedad.

– No tener delitos que te descalifiquen.

Canadá

Todos los trámites de la visa de residencia de Canadá son 100% online. Puede solicitar una visa de visitante desde el interior de Canadá si ya está dentro del país y tiene un permiso de trabajo o de estudio.

En el caso de ser inversor, el país otorga visas a personas que inviertan al menos CAD 1.2 millones en un período de cinco años. Si se tuvo un puesto jerárquico en una empresa durante cinco años también puede solicitarse la visa permanente. Además, si con tu pareja tienen un patrimonio neto personal de un mínimo de CAD 2 M, pueden solicitar la residencia.

Para sacar una Visa de trabajo Working Holiday en Canadá tenés que tener entre 18 y 35 años, contar con pasaporte argentino válido por al menos un año y medio desde que se presenta la aplicación, tener residencia permanente en Argentina, obtener un certificado policial de todos los países donde hayas vivido por más de 6 meses (por ejemplo, si hiciste la Working Holiday Australia o Nueva Zelanda, se necesita presentar el certificado), contar con un seguro médico durante toda tu estancia, y demostrar al menos CAD 2,500 al momento de llegada a Canadá mediante un extracto bancario.

España

Para obtener una visa de trabajo temporal en España, un empleador en el país debe solicitar la autorización y las razones por las que quiere contratarte ante la delegación o subdelegación del Gobierno de la provincia donde se encuentre la empresa.

La Embajada exige que el empleado reciba una copia de la autorización presentada por su empleador ya que esta debe ser presentada en el Consulado para formular la solicitud de visado.

En el caso de un inversor, España pondera la industria inmobiliaria y proyectos empresariales. La mínima inversión en activos inmobiliarios debe ser de 500 mil euros para obtener la visa permanente. También consideran acciones o depósitos bancarios para este permiso: si se depositan 1 millón de euros en un banco español o se compra deuda pública por el valor de 2 millones, la persona podrá tramitar la residencia permanente en el país. En el Consulado se deberá presentar el certificado de la entidad financiera o del registro de la propiedad para validar la inversión.

En la web del consulado español explican que uno puede obtener la ciudadanía:

– Si es mayor de 21 años, nacido antes del 9/1/1985 y el padre/madre, nacido/a fuera de España, adquirió la nacionalidad española antes de que la persona naciese.

– Si es menor de 21 años y el/la padre/madre, nacido/a fuera de España, adquirió la nacionalidad española antes de que la persona naciese.

– Si es menor de 20 años y el/la padre/madre, nacido/a fuera de España, adquirió la nacionalidad española después de que la persona naciese.

– Si el/la padre/madre es español/a y nació en España. En este supuesto, en principio, podrá adquirir la nacionalidad española sin límite de edad.

Italia

La ciudadanía italiana se basa en el principio del ‘ius sanguinis’, en virtud del cual es italiano el hijo nacido de padre italiano o madre italiana, indica la web del consulado italiano. Por la línea paterna, la ciudadanía se transmite de padre a hijo sin límites de generación. Mientras que por la materna, la transmisión de la ciudadanía es posible sólo para los hijos nacidos después del 1º de enero del 1948 (fecha de entrada en vigor de la Constitución italiana).

En ambos casos no se admiten saltos de generación, es decir que ninguna de las personas en el medio resignó específicamente la ciudadanía italiana.

“El reconocimiento de la ciudadanía italiana está subordinado a la demostración, por parte del interesado, de que sus ascendentes en línea recta hayan mantenido la ciudadanía italiana sin interrupción”, dice la web puntualmente.

Requisitos documentales:

Del pariente italiano – Acta de nacimiento, original con indicación de paternidad y maternidad, con sello y firma del funcionario – Acta de matrimonio, si es casado en Argentina – Acta de defunción (si ha fallecido) o DNI válido – Certificado de la Cámara Nacional Electoral

Documentos propios – Todas las actas deben ser otorgadas en copia fiel por las respectivas Oficinas de Registro Civil y deberán ser solicitadas para trámite de doble ciudadanía. – Las actas argentinas deben ser traducidas al italiano por traductor público. – Si la fecha de emisión de las actas es anterior al 1.7.1990, deberán ser legalizadas ante el Ministerio de Relaciones Exteriores argentino (Arenales 821) y sucesivamente traducidas y legalizadas por el Colegio de Traductores.

Los trámites pueden ser realizados personalmente pero requieren el pago de 300 euros al momento de iniciarlo.

Australia

La Embajada de Australia cuenta con una extensa lista de tipos de visado. Las visas de trabajo reconocen la trayectoria de los solicitantes y cada documento exige requisitos diferentes. La aplicación cuesta entre AUD 2000 y AUD 5000.

La visa subclass 888 de permanencia permanente requiere una inversión de más AUD 1.5 millón en cuatro años. Por otro lado, la visa de trabajo subclass 403 puede solicitarse si encontramos trabajo en Australia. No hace falta vivir dentro del país para aplicar a esta última.

En el caso de la residencia temporal Work and Holiday (subclase 462), pueden aplicar jóvenes de hasta 30 años (cumplidos) que quieran pasar sus vacaciones y trabajar en Australia durante un año, y con la plata ahorrada, sustentar el costo de sus vacaciones mediante períodos de empleo temporal o informal. Work and Holiday o Working Holiday, es una visa temporal que fomenta el intercambio cultural y los lazos entre los países con los cuales Australia ha establecido un acuerdo.

COMENTARIOS