Curiosidades

Un mujer voló 2.300 kilómetros para conocer a un hombre y al aterrizar la había bloqueado

La joven oriunda de Estados Unidos conoció al muchacho en cuestión a través de una app. Según la víctima de esta historia de amor frustrada, el misterioso hombre le "hablaba de cosas sexuales" y le contaba que se dedicaba a la robótica.

miércoles 7 de octubre de 2020 - 4:19 pm

No todas las historias de amor que relatan las películas tienen finales felices en la “vida real”. Muchos románticos seguramente soñaron en algún momento con reencontrarse con un viejo afecto de la manera más épica de todas, sea en un casamiento, en el medio de una estación de tren o volando miles y miles de kilómetros. Seguramente, esta joven de 23 años había depositado todas sus ilusiones y esperanzas, pero no contó con que tuviese un final alternativo.

La protagonista de este hecho se llama Jasmine Triggs, quien viajó 2.300 kilómetros en avión para encontrarse con un muchacho al que había conocido a través de una app. Sus expectativas se desvanecieron cuando al aterrizar en Houston notó que el joven la había bloqueado.

“Estuvimos hablando y hablando todos los días. Nos contamos cosas de nuestras vidas, me dijo que se dedicaba a la robótica -narró Jasmine en su cuenta de Twitter. Y fue más allá-. A mí él me gustaba. Además, me hablaba de cosas sexuales“.

Jasmine vive en la ciudad de Fort Wayne, estado de Indiana, y tiene una compañía de elaboración de pan. La muchacha había conocido a este joven, identificado solamente como Jamal, unos siete días antes a través de un amigo en común en un grupo de chat de la app iMessage, según consigna el medio británico Daily Mail.

 

 

Jasmine desembolsó unos US$380 para comprar los pasajes ida y vuelta entre Fort Wayne y Houston, Texas, lugar a donde Jamal la había invitado. Pero cuando aterrizó, recogió sus cosas y quiso avisarle al joven que ya había llegado a destino, descubrió que él la había bloqueado. Y que había salido de todos los grupos que tenían en común.

“Lo llamé y me di cuenta de que había bloqueado mi número”, contó la muchacha, que abrió su corazón sin tapujos en su cuenta de Twitter. Allí confesó también que en ese momento había entrado en pánico. Además, añadió que Jamal también había bloqueado a todos los contactos en común.

Afortunadamente, la joven tenía una amiga que vivía por la zona del abandono y pudo comunicarse con ella y pedirle que la hospedara por algunos días. Pero el mal momento que pasó, no se lo quitará nadie.

Su historia se viralizó en las redes sociales y cosechó miles de likes y comentarios. Entre ellos, muchos usuarios se ofrecían a pagarle el pasaje de vuelta e incluso algunos se animaron a concretar la cita fallida.

COMENTARIOS