Marte

Marte podrá ser observado sin telescopio y no volverá a estar tan cerca de la Tierra hasta 2035

El planeta rojo será visible durante la noche del martes y se encontrará a una distancia cercana de 62,1 millones de kilómetros del planeta Tierra.

martes 6 de octubre de 2020 - 4:37 pm

Con una distancia promedio de 225 millones de kilómetros, el planeta vecino, Marte, se encontrará visible desde nuestro planeta durante el final de la jornada del 6 de octubre sin la necesidad de un telescopio y a tan solo 62,1 millones de kilómetros de distancia de nuestro mundo, del cual no se registrará el mayor acercamiento hasta 2035. El récord entre ambos planetas se produjo en 2003, cuando Marte hizo su mayor aproximación a la Tierra tras 60 mil años.

Durante todo el mes de octubre, Marte será brillante, grande y fácil de ver sin telescopio. El astro será visible de noche durante todo el mes, elevándose más alto en el cielo alrededor de la medianoche. Brillará en el este cada anochecer y en el oeste antes del amanecer.

 

 

La aproximación entre ambos cuerpos rocosos se produce habitualmente. Cada dos años, Marte y la Tierra coinciden en puntos cercanos de sus órbitas. Nuestro planeta da la vuelta al Sol en 365 días y el planeta rojo en 687; por eso, cuando la órbita de nuestro planeta está más alejada del Sol (afelio) y la del planeta rojo es más cercana (perihelio), ambos planetas se encuentran en la misma región del espacio.

Estos tipos de fenómenos no sólo implican una grata experiencia para los fanáticos de la astronomía sino que a nivel científico, estos eventos son de gran importancia para las agencias espaciales, que aprovechan la oportunidad para enviar sus distintas misiones al espacio exterior.

Actualmente, el rover Perseverance de la NASA está casi a la mitad de su viaje a Marte después de despegar en julio, y llegará a la superficie del planeta en febrero de 2021. Lo mismo ocurre con la sonda Hope de los Emiratos Árabes Unidos y la Tianwen-1 de China, que también llegarán al planeta rojo el próximo febrero.

COMENTARIOS