Roland Garros

Schwartzman venció a Thiem e hizo historia en el Grand Slam francés

El Peque batalló durante más de 5 horas para derrotar al austríaco por 7-6, 5-7, 6-7, 7-6 y 6-2 y acceder a la semifinal de un Grand Slam por primera vez en su carrera

martes 6 de octubre de 2020 - 2:01 pm

Diego Schwartzman hace historia en el Roland Garros. Luego de más de cinco horas en un duelo maratónico, el tenista argentino venció en cinco sets a Dominic Thiemnúmero 3 del mundo, y se metió entre los cuatro mejores de un certamen de Grand Slam por primera vez en su carrera.

El Peque triunfó ante el austríaco por 7-6 (7), 5-7, 6-7 (8), 7-6 (7) y 6-2 y no solo se llevó la clasificación a la siguiente ronda, sino que además ingresó al Top Ten del ranking ATP, su máxima aspiración en esta temporada.

Sólido desde el fondo y agresivo en la devolución, el Peque ganó el primer set por 7-6 y un aplastante 7-1 en tiebreak. Pero el número 3 del mundo reaccionó en el segundo y se lo llevó por 7-5 para poner el partido 1-1.

En el tercero, el bonaerense sacó para set pero no pudo liquidarlo: Thiem le quebró el saque y encaminó el juego para ganar el tercer set tiebreak 6-8. El primero y el tercero fueron los primeros dos sets que Schwartzman cedió en todo el torneo, algo que demuestra el nivel con el que venía el argentino en Francia.

Cuando en el cuarto set parecía que todo se terminaba para el bonaerense, encontró energía de donde no tenía y pasó de a estar abajo en la definición mano a mano, a revertir la situación y vencer 7-5 en ese tie break.

El quinto parcial fue verdaderamente arrollador para el Peque: luego de batallar durante más de cinco horas, Schwartzman no tuvo piedad contra Thiem y le dio el golpe final con un 6-2 luego de quebrarle dos veces el servicio al austriaco.

Con esta victoria, el argentino se mete en semifinales y entre los 10 mejores jugadores del ranking ATP por primera vez en su carrera. Una semana de ensueño para Peque que en la próxima ronda se enfrentará ante el ganador del duelo entre Rafael Nadal y Jannik Sinner.

COMENTARIOS