Crisis en Venezuela

Tras ponerlo en duda ante la OEA, el Gobierno condenará ante la ONU a Venezuela por violación de DD.HH.

Tras la polémica desatada días tras por las declaraciones del representante argentino ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Raimundi, Cancillería anticipó en un comunicado de prensa que el país "mantendrá su liderazgo en la defensa global de los derechos humanos y sostendrá los principios de paz y resolución política de la crisis venezolana"

martes 6 de octubre de 2020 - 10:38 am

Finalmente, el gobierno de Alberto Fernández anunció hoy que “apoyará con fuerza” el trabajo realizado por la Alta Comisionada de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela, en crisis política, económica y social desde hace años bajo el mandatario del bolivariano Nicolás Maduro.

Tras la polémica desatada días tras por las declaraciones del representante argentino ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Raimundi, quien dijo que el país caribeño “sufrió un fuerte asedio de intervencionismo” y que la apreciación sobre las violaciones a los derechos humanos eran “sesgadas”, Cancillería anticipó en un comunicado de prensa que el país “mantendrá su liderazgo en la defensa global de los derechos humanos y sostendrá los principios de paz y resolución política de la crisis venezolana”.

En este marco, pedirá a las autoridades de ese país investigaciones “prontas, exhaustivas, independientes e imparciales” de las denuncias de violaciones a los derechos humanos, según el texto.

En una intervención ante el Consejo de Derechos Humanos previa a la votación sobre la situación en el país caribeño, el embajador argentino ante la ONU, Federico Villegas, adelantó la postura final del Gobierno al abstenerse de una resolución que presentaron Irán y Venezuela. “No obstante los resultados alcanzados positivos alcanzados en la cooperación con la oficina de la Alta Comisionada, el presente proyecto presenta un insuficiente reconocimiento por parte de las autoridades venezolanas de su responsabilidad por la situación de los derechos humanos en su territorio reflejada en el informe oral de la alta comisionada el 25 de septiembre“, dijo Villegas.

Y agregó: “Instamos al gobierno venezolano a cooperar plenamente con todos los mecanismos de este Consejo y a implementar las recomendaciones hechas por la Alta Comisionada en sus informes así como con su llamado a que conduzcan investigaciones prontas, exhaustivas, independientes, imparciales y transparentes sobre las alegaciones a las violaciones de los derechos humanos, lleve a los perpetradores ante la Justicia y garantice una reparación adecuada a las víctimas”.

Pese al revuelo que habían generado las declaraciones de Raimundi, la postura que el Gobierno dejará fijada hoy está en línea con la última intervención de Villegas ante el Consejo, en la que también condenó las violaciones a los derechos humanos perpetradas por el régimen de Maduro, al manifestar la “profunda preocupación” oficial.

COMENTARIOS