Salud

Posturas de yoga que ayudan a la digestión

Entre los múltiples beneficios de esta práctica, está el de relajar el estómago y los intestinos

domingo 18 de octubre de 2020 - 7:45 am

El yoga es una de las mejores actividades que podemos practicar para relajarnos, estar en forma y tener buena salud. De hecho, existen algunas posturas específicas que si las practicamos después de la cena podrían ayudar a relajar el estómago y los intestinos y facilitar la digestión.

Gomukhasana

Es una asana que ayuda a estirar los músculos de la columna y el estómago, facilitando el proceso de digestión. Tenemos que doblar la pierna izquierda y colocar el tobillo cerca de la cadera izquierda, ahora colocá la pierna derecha sobre la pierna izquierda de manera que ambas rodillas se toquen, luego juntá las manos por detrás de la espalda pasando un brazo por arriba y otro desde abajo. Mantener la columna recta y respirar profundamente durante aproximadamente 1 minuto.

Vajraasana

Es la pose más beneficiosa después de la cena. Sentate de rodillas con ambas piernas dobladas y colocar las palmas de las manos sobre los muslos. Mantener la columna recta, respirar profundamente y concentrarse completamente en la respiración. Permanecer en la misma posición durante unos 10 minutos.

Ardha chandraasana

Tenemos que ponernos derechos sobre la esterilla de yoga; levantar la mano derecha para inclinarnos hacia el lado izquierdo e intentar tocar el suelo con la mano izquierda. Luego repetir en ambos lados 10 veces.

Mayurasana

Se conoce también como postura del pavo real, es una posición avanzada que requiere una buena dosis de fuerza pero, una vez dominada, tiene enormes beneficios, en especial para la digestión. Consiste en levantar el cuerpo apoyando codos y manos en el suelo.

Es de hecho una posición específica para el sistema digestivo porque, además de fortalecer todo el organismo y dar un fuerte estímulo al sistema nervioso, genera una intensa presión en toda la cavidad abdominal, capaz de mover el estancamiento y oxigenar y tonificar todos los órganos.

Es una posición muy intensa, de modo que se debe tener cierta experiencia al practicar yoga y es necesaria hacerla después de haber calentado adecuadamente, y debe ir seguida de posiciones relajantes como las flexiones hacia adelante. Se llama posición pavo real porque según el yoga da una digestión férrea como la que tienen los pavos reales, los cuales son capaces de lograr digerir incluso a serpientes venenosas.

Fuente: Ok diario

COMENTARIOS