Sexualidad

Sexo oral con brackets: qué precauciones tomar

Cómo compatibilizar esta práctica si se tienen aparatos de ortodoncia

sábado 17 de octubre de 2020 - 7:45 am

Son dudas frecuentes que pocas veces se consultan con el odontólogo, pero, ¿qué sucede con el sexo oral cuando se tienen brackets?

Los labios protegen a las partes duras, son la primera barrera de protección y cubren las piezas dentarias que son las que tienen el aparato adherido de alguna forma. Si son una barrera protectora, entonces la sugerencia es “entrenarlos”. Los besos son una primera prueba a superar, es una manera de que la pareja se acostumbre a la novedad que hay en la boca.

El uso de cera para ortodoncia está pensado para actuar de “escudo” protector mientras la mucosa se va adaptando a una superficie de contacto nueva. En el caso del sexo oral, puede ayudar a evitar rozaduras e irritaciones. Suaviza las terminaciones y deja fluir gran cantidad de saliva.

“Cada vez existen más opciones de aparatología de ortodoncia, con diseños más innovadores. Son más redondeadas, lastiman mucho menos y usan menos cantidad de alambres”, explica al portal Con Bienestar la especialista en ortodoncia Magalí Sanguinetti (M.N. 33.438).

Otro punto importante es que el uso de aparatos de ortodoncia y también las prótesis dentales, pueden provocar ulceraciones o supuraciones bucales. Se recomienda durante este período, evitar las relaciones íntimas orales, ya que al tener este tipo de heridas o infecciones, se aumenta el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual.

“Puntualmente en lo que respecta al sexo oral, no recomendaría jamás una técnica de ortodoncia lingual porque me parece que es mucho más invasiva para esta práctica y es más factible que genere algún tipo de daño en la persona a la que se le realiza el sexo oral. En cualquier caso, siempre hay que cuidar la intensidad de la práctica”, opina la odontóloga.

En cuanto al uso de preservativos, hay que prestar atención en no rasgar la superficie del mismo. Lo mejor sería cambiarlo antes de la penetración. Respecto al vello púbico, otro miedo frecuente es que quede atrapado algún pelo en el aparato. La solución más rápida sería pasar por una depilación total o recortarlos de manera de minimizar el riesgo.

Fuente: Conbienestar

COMENTARIOS