Bomba del día

Escándalo de corrupción de Podemos en España salpica al viceministro de Educación

Pablo Gentili es un sinuoso personaje que pasó de profesor en Flacso, a consultor político en Sudamérica, y una suerte de monje negro de Podemos en España, donde empiezan a ventilarse oscuras tramas sospechadas de corrupción

miércoles 30 de septiembre de 2020 - 2:21 pm

Pablo Gentili, quien hasta hace unos meses se desempeñó como jefe de Gabinete del líder de Podemos, Pablo Iglesias, es el actual segundo del Ministerio de Educación. “Vuelvo a la Argentina, de donde nunca me he ido”, escribió en su cuenta de Twitter. En España, contó: “Pude realizar con Pablo Iglesias una de las experiencias más gratificantes de mi vida. Se abre una nueva etapa en España y Argentina”.

Además de asesor político en España, Gentili trabajó como director del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales y profesor de la Universidad del Estado de Río de Janeiro. “Fui llamado a sumarme a la gran gesta democrática y popular que se inicia en la Argentina con el gobierno de Alberto Fernández”, explicó a La Vanguardia, horas antes de viajar a la Argentina.

El funcionario se ocupará de las tareas de “cooperación educativa internacional y las acciones en la promoción del derecho a la educación desde el campo de la cultura, las políticas de igualdad, los derechos humanos, el feminismo y el ecologismo, la participación y la movilización de la sociedad civil, las luchas por la memoria y la diversidad”, según explicó en una carta. Sin embargo, el periódico español La Vanguardia no coincide con esta mirada: según el diario europeo, Cristina Kirchner le “alquiló” la plaza y le marcó la cancha a Alberto Fernández con la presencia de Gentili.

Según se desprende de sus propias palabras, no cuenta con una buena consideración sobre el presente que atraviesa la región latinoamericana: “Necesito regresar a una América Latina donde renace el futuro, al mismo tiempo en que persisten brutales violaciones al estado de derecho democrático, frente a la pasmosa indiferencia de las naciones más poderosas del mundo”, dijo. Y agregó: “Vuelvo a América Latina, la región más desigual y más violenta del planeta, la tierra arrasada por las oligarquías, por el imperio de la injusticia. Vuelvo a la América Latina del desprecio a la vida de los que menos tienen, de las mujeres, de los jóvenes, de las poblaciones negras e indígenas, de los excluidos, de los olvidados, de los que solo han masticado humillación y maltrato”.

Pablo Gentili, junto al líder de Podemos

Sin embargo, los tentáculos de Gentilli siguen desplegados en España.

Según reveló el periodista español Luca Costantini en el sitio Voz Populi, el nombre del ahora viceministro de Educación “sigue en la galaxia de empresas y contratos gubernamentales vinculados a la izquierda alternativa”. 

A iglesias llegó de la mano del otro fundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, que como Gentili trabajó en Brasil y otros países de Americana Latina con su consultora “Neurona”, hoy envuelta en una investigación por denuncias de corrupción y de aportes irregulares a la campaña de Podemos, así como al cobro de sobresueldos.

Los diarios españoles publicaron que a Gentili y a Monedero les une esta consultora. Se trata de una empresa mexicana activa en Ecuador, Argentina y Bolivia y que ha asistido al presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador durante su campaña electoral.

Los políticos a los que asesoró Gentili suelen ser también “clientes” de Neurona.

Por ejemplo, Neurona se encuentra en el ojo del huracán en Bolivia por supuestos contratos a dedo del Gobierno de Evo Morales por más de un millón de euros, como desarrollaremos más adelante.

Es curioso es que la presencia de Gentili en la Argentina coincida también con nuevos trabajos de “Neurona” en nuestro territorio. A comienzos de este mes, el sitio español Libertad Digital reveló documentos exclusivos en los que Podemos le pidió a la Unión Europea contratar a Neurona para cubrir la participación que tuvo el partido de Iglesias en “El Encuentro Nacional de Mujeres ‘Somos Plurinacionales y divergentes'”, un evento celebrado en Buenos Aires y La Plata del 10 al 15 de octubre de 2019.

El gasto del acto se cargaría a la “partida presupuestaria 400” del Parlamento Europeo. Según el presupuesto diseñado por Podemos, se destinarían 1.300 euros para vuelos, 500€ para alojamiento, 400€ para transportes varios, 3.200€ para un vídeo resumen que realizaría la consultora Neurona y 500€ más para la adaptación gráfica de la campaña. Es decir, el montante total ascendería a 5.900 euros, y de esta cantidad más del 54% cubriría el gasto del vídeo encargado a Neurona Consulting.

Pese a estas coincidencias, Gentili negó tiempo atrás tener algún “vínculo institucional o contractual con Neurona”.

¿Huida de España?

La salida de Gentili de España no se dio en los mejores términos. De hecho, fuentes de la cúpula de Podemos citados por la prensa española vincularon la “huida” del jefe de gabinete de Pablo Iglesias con el escándalo de los sobresueldos en el partido. 

Según fuentes del entorno de la cúpula de Podemos consultadas por el sitio español Libertad Digital, la marcha de Pablo Gentili no fue casual y, en realidad, explicaron entonces que “está huyendo” de las presuntas irregularidades del partido. Dichas irregularidades fueron denunciadas por dos abogados de Podemos, José Manuel Calvente, delegado de Protección de Datos, y Mónica Carmona, responsable de Cumplimiento Normativo.

Ahora algunos miembros de la cúpula de Podemos preocupados por la deriva del partido confiesan en secreto que la marcha de Gentili estaría directamente relacionada con este escándalo que salpica a la formación. Por ello, aseguran, “el jefe de gabinete ha decidido poner tierra de por medio”.

Hace meses, ya protagonizó una polémica por su alto nivel adquisitivo y su tren de vida, en comparación con el resto de dirigentes de Podemos. Algunos miembros del partido deslizaron a los medios de comunicación que Pablo Gentili cobraba un sueldo de unos 100.000 euros anuales.

Podemos, el partido que prometió limpiar para siempre la política de la corrupción y elevar la transparencia como ejemplo del buen hacer, empezó a hacer aguas en los últimos meses. Cada asunto que se fue destapando tras la salida de los dos abogados denunciantes, tendrá serias derivaciones judiciales y hasta penales. El sitio Voz Pópuli publicó varios artículos que apuntan a una relación entre Neurona Consulting y las campañas electorales del partido. Fuentes del partido aseguran que existen “facturas infladas” de la consultora a Podemos, en un entramado de flujo monetario que, desde América Latina (la consultora trabajó para Evo Morales, Obrador y Maduro), llega a España y acaba en las cajas de Podemos.

Por otra parte, en Bolivia, el nuevo Gobierno investiga Neurona por contratos sospechosos de 1,5 millones de euros. Cuatro funcionarios han sido arrestados y la ex ministra del gobierno de Morales se ha fugado a Argentina. Podemos habla de “golpe de Estado” en Bolivia, pero la cuestión de un supuesto nexo con América Latina no es menor. La Ley de financiación de los partidos políticos (en España) fija en su artículo siete: “Los partidos no podrán aceptar ninguna forma de financiación por parte de Gobiernos y organismos, entidades o empresas públicas extranjeras o de empresas relacionadas directa o indirectamente con los mismos”. La falta puede llevar a un delito penal.

Neurona Consulting trabajó para Podemos a lo largo de todo 2019. Lo hizo para las campañas electorales de las generales de abril y las autonómicas madrileñas, según se desprende de la documentación confidencial a la que ha tenido acceso Voz Pópuli. En concreto, realizó videos de campañas para las redes sociales y llegó a diseñar el logo de Unidas Podemos. Algunas fuentes de Podemos apuntan a que la coalición se gastó más de dos millones de euros para su propaganda en redes, y que la realizó Neurona.

Un negocio suculento, entregado a una empresa con muchos vínculos en América Latina y que asesoró a Nicolás Maduro, Evo Morales y Andrés Manuel López Obrador. En América Latina y también en España esta consultora ha ofrecido sus servicios a través de un equipo de campañas “dirigido” por cuatro personas, entre los cuales figura Monedero.

Habrá que seguir de cerca a los contratos que esta consultora pueda desarrollar en la Argentina, para confirmar si, una vez más, los clientes de Neurona coinciden con los pasos políticos de Gentili.

Tal como se señaló, a comienzos de mes se conoció que Podemos ya ofreció a Neurona para brindar servicios a la Unión Europea en la Argentina. El pedido fue para cubrir un evento que ocurrió en octubre del 2019, días después de la llegada de Gentili al país.

COMENTARIOS