Alimentación

Siete consejos para empezar un huerto en tu casa

Cultivar tus propias hierbas estrecha tu contacto con la naturaleza y permite obtener vegetales de forma sana y ecológica

domingo 11 de octubre de 2020 - 7:49 am

Tener tu propio huerto en casa es, además de un hobbie, una manera de obtener alimentos saludables de forma sostenible y estrechar tu compromiso con el planeta. Antes de comenzar, repasá los siguientes consejos esenciales.

– Buscá una zona luminosa: el lugar es fundamental para que las semillas germinen y las plantas crezcan sanas y fuertes. Aunque depende en la latitud del planeta en la que vivas, lo idóneo es que los vegetales reciban seis horas de luz solar al día.

– Seleccioná las macetas adecuadas: deben tener el tamaño y la profundidad adecuada según lo que vayas a plantar. Los recipientes entre 7 y 15 centímetros de profundidad permiten plantar casi todo debido a que las raíces no necesitan mucho espacio si tienen suficiente agua, aire y nutrientes.

– Tierra rica en nutrientes: asesorate por los expertos acerca de la mejor tierra y sustratos precisos. Cada abono es distinto y posee características concretas dirigidas a aplicaciones específicas. Lo fundamental es que sea esponjosa, capaz de mantener una buena humedad y que recree las condiciones del ecosistema original de la planta.

– Si sos inexperto, optá por los brotes: las semillas te darán más trabajo, aunque no podés sembrar brotes con todas las hortalizas. Si podrás hacerlo con lechugas, cebollas o tomates.

– Tené cuidado con el agua: cada hortaliza y planta demandan una cantidad de agua y forma de ser regadas de forma muy específica. Prestá atención a la época del año, frecuencia en la que debés aplicar agua y los niveles de humedad y temperatura en el ambiente. Otra alternativa es instalar un sistema de riego por goteo.

– Uso de fertilizantes: se recomiendan los fertilizantes balanceados, buenos tanto para las flores como para los vegetales. También se denominan abonos NPK y tienen nitrógeno, fósforo y potasio, compuestos esenciales para la alimentación y construcción de tejidos por parte de vegetales. Cuidado con las plagas: los pulgones pueden arruinar tu pequeña cosecha.

– Empezá por lo más fácil: los más fáciles de cultivar en casa son los tomates, zanahorias, pimientos, espinacas y arvejas.

Fuente: Tic Beat / BBC Mundo

COMENTARIOS