Fórmula 1

F1 | Próxima parada: Gran Premio de Rusia

Por: Nicolás 'Zeta' Zalazar

Luego de un fin de semana de descanso la acción automovilística vuelve para encarar la segunda etapa del campeonato con uno de sus circuitos más nuevos: Sochi, en Rusia.

Los ojos del mundo estarán situados en un equipo y, particularmente, en uno de sus pilotos: Lewis Hamilton. El seis veces campeón está a una carrera de igualar el récord de 91 triunfos de Michael Schumacher. Además, Mercedes ha ganado en todas las ediciones de la posta rusa desde su debut en 2014. ¿Qué tiene que suceder para que haya un resultado inesperado?

Es difícil decirlo. Actualmente es el momento de mayor diferencia entre los Silver Arrows y el resto de los últimos años. Las pequeñas mejoras que sus contendientes puedan incorporar no alcanzan para igualar el rendimiento de la escuadra campeona y el único que puede interponerse entre Hamilton y su nuevo título es Valtteri Bottas, pero hasta ahora no lo ha logrado.

El holandés Max Verstappen también forma parte de cualquier conversación que involucre un podio, pero manifestó poca fe para el domingo: “No espero milagros. Hay largas rectas y varias curvas de 90 grados, por lo que es muy difícil hacer una diferencia. Probablemente, nuestros perseguidores van a estar más cerca que en Mugello”.

Como en las anteriores nueve jornadas, una vez que Hamilton se despegue del resto en la largada la atención estará puesta en el midfield o “los del medio”, con una disputa que está más cerrada que en temporadas anteriores. McLaren se posiciona tercero en el campeonato de constructores pero no le pierde la vista a Racing Point.

Al respecto, su joven piloto Lando Norris comentó: “Los Racing Point han sido muy rápidos este año, especialmente al principio. Pero lo que ha pagado dividendos en nuestros puntos son las pequeñas cosas: largadas, paradas en pits, y todo lo que está alrededor”. Una buena ejecución en esas aristas es, entonces, lo que hace la diferencia para el equipo.

Poco se espera de los coches de Ferrari, que pasan por uno de los peores momentos en su historia. En la última jornada Charles Leclerc tuvo inicios notables pero rápidamente perdió ritmo y en las rectas su auto parecía de otra categoría. Por el contrario, Daniel Ricciardo está logrando mantener constancia y se espera una buena actuación de su parte.

Quien estuvo muy cerca de la proeza de sumar puntos para su equipo fue George Russell, de Williams, que en Mugello finalizó en el puesto n° 11 y con la sangre en el ojo. Ojalá se le dé la posibilidad de conseguir las unidades que tanto se ha esforzado por obtener y así haya sorpresa en un circuito que, hasta ahora, ha sido sede de la supremacía de Mercedes.

COMENTARIOS