Supercopa de Europa

Bayern Munich venció al Sevilla y se consagró campeón de la Supercopa de Europa

Ocampos abrió el marcador para el cuadro español, pero el Bayern reaccionó: primero Goretzka y después Javi Martínez, en tiempo extra, pusieron el 2-1 para proclamarse reyes de Europa

jueves 24 de septiembre de 2020 - 4:32 pm

Bayer Munich es una máquina que gana todo lo que juega: ahora, el cuadro alemán venció por 2-1 al Sevilla y se proclamó campeón de la Supercopa de Europa, disputada en Budapest, Hungría.

El partido fue de alto voltaje y cambiante en cuanto a dominio de juego. A pesar del poderío que mostraba en la previa el campeón de la Champions League, el que golpeó primero en la final fue el de la Europa League.

Antes de los 15 minutos, el Sevilla abrió el marcador. Un centro de Suso terminó en una disputa entre Alaba y Rakitic, en donde el austríaco volteó al croata en su afán de despejar la pelota. El árbitro no dudó en cobrar penal y el argentino Lucas Ocampos se hizo cargo de la ejecución y con un remate cruzado estableció el 1 a 0.

El gol hizo inevitablemente que el cuadro de La Liga se repliege y le cediera la pelota al campeón de la Champions. Fue así que el Bayern creció en el encuentro y comenzó a generar más situaciones en el área de Bono, pero no lograba encontrar el tanto de la igualdad que, a esta altura, ya merecía.

Pero finalmente, de tanto insistir, el conjunto bávaro tuvo su recompensa. A los 33 minutos, Thomas Muller lanzó un exquisito centro de tres dedos para la entrada de Robert Lewandowski, que bajó la pelota para Leon Goretzka, quien entró de frente y puso el 1-1 con un violento remate para irse más aliviados al descanso.

En el complemento, el Sevilla salió con la misma actitud que había iniciado el encuentro: propuso aprovechar las piernas renovadas con presión alta y se mostró decidido de jugar en campo contrario, algo que le había dado resultado en el arranque del pleito.

Sin embargo, el cuadro de Munich esta vez no tuvo distracciones y se mostró sólido en la segunda etapa. Incluso, le anularon dos goles: uno por offside de Lewandoski por intervención del VAR y otro por una supuesta falta del propio polaco, que no llegó a distinguirse en las cámaras.

Sobre el final, el cuadro español tuvo en los pies de El-Nesyri la chance de quedarse con la Supercopa. El punta se escapó mano a mano, se acomodó para definir de la mejor manera posible pero se encontró con la inmensa figura de Manuel Neuer: el “uno” alemán se lució y le ganó el duelo con un manotazo que valió un gol para su equipo.

De esta manera, la Supercopa se fue al alargue. Allí, los dirigidos por Julen Lopetegui comenzaron a sentir el desgaste y fue donde los aviones germanos se propusieron llevarse el partido antes de los penales.

Sobre el final del primer tiempo extra, el Bayern consiguió el gol de la victoria. Alaba capturó una pelota suelta en el área y obligó a Bono a dar un rebote largo, que cayó en la cabeza de Javi Martínez: el español sacó un violento testazo y festejó el 2 a 1 que significaría un nuevo título para los alemanes.

COMENTARIOS