Copa Libertadores

Los motivos por los que el duelo entre Barcelona y Flamengo estuvo a punto de no jugarse

Luego de tantas idas y vueltas en Guayaquil, tras el brote de contagios en el plantel brasileño, desde Conmebol sostienen que el duelo no sufrirá modificaciones

martes 22 de septiembre de 2020 - 6:10 pm

Luego del regreso sin grandes inconvenientes de la Copa Libertadores, en la segunda semana de competencia se coqueteó con la primera suspensión de un partido por coronavirus.

Barcelona de Guayaquil recibe esta tarde a Flamengo, que sufrió un brote de contagios en la concentración que el equipo tiene en Ecuador. Los problemas aparecieron el domingo, cuando el elenco brasileño anunció siete casos de coronavirus en los testeos de rigor previos a cada partido.

A esos siete, se les sumaron en las últimas horas dos más: un médico y un dirigente que acompañaban a la delegación. Esto, había llevado a las autoridades locales a tomar medidas que obligarían a la cancelación del juego, válido por la cuarta fecha del Grupo A.

Sin embargo, desde Conmebol no quisieron saber nada de una posible suspensión: teniendo en cuenta el protocolo aprobado a nivel nacional, los contagiados simplemente deberían quedar aislados y el encuentro jugarse de manera normal.

Tras ver como las cosas sucedían como si nada, el que abrió fuego sobre el bochornoso asunto fue Miguel Ángel Loor, presidente de la liga ecuatoriana. “¿Cómo es posible que todo esto explote acá en nuestro país?”. “¿Y los protocolos previos?”, escribió el dirigente en su cuenta de Twitter.

“Ecuador se ha esforzado en precautelar la salud de sus clubes y la continuidad de su competición”, agregó, para luego apuntarle a Conmebol: ¿Existen garantías para hoy? ¡Entiendan nuestra preocupación!”.

El asunto llegó a niveles políticos, ya que la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, envió un equipo municipal, integrado por las Direcciones de Salud, Riesgos y Deportes al hotel donde están alojados los jugadores de Flamengo.

La primera decisión, de acuerdo a lo anunciado por director de Salud del Municipio de Guayaquil, fue inhabilitar el Monumental de Guayaquil por los casos positivos del Fla y el riesgo sanitario de efectuar el partido.

Sin embargo, tiempo después, la postura cambió y la propia alcaldesa explicó en su cuenta de Twitter que el partido no estaba suspendido y que la decisión final la tenía el Ministerio de Salud de Ecuador.

De acuerdo a lo que publicó Doble Amarilla, el Gobierno Nacional y la Federación Ecuatoriana de Fútbol garantizaron que el partido entre Barcelona y Flamengo se iba a poder jugar tal como estaba planteado y en el mismo estadio, bajo los estrictos protocolos establecidos por la Conmebol.

Así las cosas, el conjunto ecuatoriano y el último campeón de la Libertadores se medirán esta tarde en el Monumental de Guayaquil, desde las 19.15, en un partido clave del Grupo A.

 

COMENTARIOS