Mundo

Suecia: los contundentes resultados sobre el coronavirus que reflejan el éxito del modelo

A diferencia de otros países que sufren los estragos económicos y sanitarios de la pandemia, la estrategia de Suecia no incluyó una cuarentena obligatoria.

martes 15 de septiembre de 2020 - 2:13 pm

Mientras algunas naciones europeas vaticinan una segunda oleada de la pandemia, la estrategia implementada por Suecia a comienzo de año empieza a dar sus frutos. El gran arquitecto de la “estrategia sueca”, el epidemiólogo estatal Anders Tegnell, recomendó que se debía considerar la salud pública en general y tomar medidas que pudiesen sostenerse a largo plazo.

Con la lupa puesta en el experimento sueco, los demás países europeos observaban cómo las autoridades alentaban al distanciamiento social sin establecer una cuarentena obligatoria y flexibilizando la utilización de los tapabocas. Así mismo, recomendaron que la población de riesgo tomara las precauciones correspondientes mientras que las escuelas para menores de 16 años continuaron abiertas, de la misma manera que los bares y restaurantes funcionaron con eventos de hasta 50 personas.

En lo que respecta a las muertes per cápita, a fines de abril y durante el mes de mayo aumentaron drásticamente: más del 70% se produjo en geriátricos. Sin embargo, desde junio las tasas de mortalidad volvieron a la normalidad, según el sitio Our World in Data.

Las infecciones comenzaron a caer rápidamente en julio y más aún en agosto hasta que se alcanzó el momento decisivo la semana pasada, según informó Evening Standard.

En lo que respecta a los casos positivos per cápita, Suecia se encuentra por debajo del Reino Unido, e incluso de Dinamarca y Noruega, las cuales fueron anunciadas como “naciones ejemplo” por su acción decisiva, pero que ahora sufren una aceleración de los contagios.

En una entrevista con el periódico The Observer en Londres este mes, Tegnell afirmó que hasta el 30% de la población del país podría ser inmune.

En lo que respecta a la cuestión económica, el PBI sueco cayó un 8% en el segundo trimestre. La contracción fue de las menos intensas de Europa, si se tiene en cuenta los números de las economías de Alemania (-10,1%), Italia (-12,4%), Francia (13,8%) o España (-18,5%).

COMENTARIOS