Mundo Insólito

Extraño fenómeno: “enterraron” a su abuela y luego se enteraron que estaba viva en la clínica

María Dora Garro fue dada por muerta por un error de la clínica Santa María, en Mendoza. Sus allegados despidieron los restos de otra persona

domingo 13 de septiembre de 2020 - 7:18 pm

La pandemia de coronavirus reporta cada vez más problemas en Mendoza, con una escalada de contagios y un sistema sanitario al borde del colapso. Esto lleva a muchas confusiones, como le ocurrió a la familia de María Dora Garro, de 71 años, que veló a una mujer que no era ella.

La mujer, según los médicos, había fallecido por Covid-19 y fue enterrada por su familia, pero en realidad todo fue una equivocación: estaba viva en una clínica. Todavía se desconoce a quién le dieron sepultura.

La dramática historia fue revelada por Shirley Hernández, la nieta de la protagonista, en las redes sociales, donde pidió compartir lo que sucedió para que no vuelva a ocurrir.

La joven contó que su abuela María Dora Garro llegó a la Clínica Santa María a comienzos de mes por un fuerte dolor de espalda, pero volvió a su casa por recomendación médica. Luego, el 7 de septiembre, sintió un fuerte dolor en el pecho por lo que regresó al centro médico, donde quedó internada, con un principio de neumonía.

“Desde ese día no pudimos volver a verla. El jueves 10 a la 1.30 recibimos el llamado con la noticia de que mi abuela había fallecido y en su acta de defunción dictaba ‘fallecida por Covid-19’, entre otras. Con todo el dolor del alma, ese mismo día a las 15.30 la enterramos, sufriendo el trauma y el dolor de esa situación”, contó la joven.

“Nos dieron un ataúd cerrado y solo pudimos estar en la morgue unos minutos”, relató aún en shock y “todavía muy mareado por los nervios” Jorge, hijo de la mujer.

Pero menos de 24 horas más tarde volvió a sonar el teléfono de Jorge. “Su mamá está viva y pide a los gritos ver a sus hijos”. El hombre prácticamente no contestó a esa afirmación, hasta se tomó unos segundos para verificar que estaba en “sí” y no en una especie de trance postraumático.

COMENTARIOS