Fórmula 1

Hamilton se llevó la victoria en el accidentado Gran Premio de la Toscana

Por: Nicolás 'Zeta' Zalazar

El circuito de Mugello debutó con todo y la carrera se largó tres veces por varios accidentes. El podio lo completaron Valtteri Bottas y Alexander Albon. 

La semana pasada el automovilismo fue una fiesta con un podio imprevisto y hoy, en la celebración de los 1000 GP de Ferrari, también hubo espectáculo desde el minuto uno. Sólo 12 pilotos completaron las 59 vueltas de esta pista rápida y el más beneficiado fue el joven de Red Bull, que se puso por primera vez en la foto principal.

Ni bien empezó la carrera hubo un incidente que complicó a varios coches. Tras la primera curva Valtteri Bottas adelantó a su compañero y Charles Leclerc hizo una salida impecable para subir al tercer lugar, aprovechando una falta de potencia de Max Verstappen. El holandés quedó atrapado en el medio del pelotón y un mal adelantamiento de Pierre Gasly desató la catástrofe. 

El francés (que venía de ganar por primera vez) tocó a Kimi Raikkonen y se fue con fuerza contra Verstappen, que despistó por el impacto. Ambos quedaron afuera y, en el lío, Carlos Sainz hizo un trompo que perjudicó el alerón delantero de Vettel, que tuvo que entrar a los pits a cambiarlo inmediatamente. Pero el lío recién estaba empezando. 

El Safety Car salió al ruedo y, tras seis vueltas ordenando a los pilotos, se fue en la zona de largada y nuevamente se desató el caos. Bottas, que venía liderando, bajó mucho la velocidad para aprovechar la nueva largada y apiló a todos los autos del fondo. Nicholas Latifi, de Williams, esquivó a un estancado Magnussen, pero Giovinazzi no pudo rodearlo y lo impactó con fuerza. Ambos quedaron afuera junto con Carlos Sainz y Latifi, perjudicados por el choque. 

Con tantos coches destruidos en la pista no hubo más remedio que levantar la bandera roja y pausar la sesión. Tras quince minutos de demora los ahora trece pilotos se reubicaron en la zona de inicio, sin Esteban Ocón por un problema irreparable en los frenos. La grilla de posiciones quedó surtida de pilotos en puestos imprevistos, pero todavía faltaba más. 

Nuevamente Charles Leclerc hizo una buena salida para contener a sus perseguidores: Albon, Stroll y Ricciardo. El de Red Bull tuvo un drama similar al de su compañero y perdió varias posiciones. El canadiense de Racing Point voló en las primeras vueltas y aunque Leclerc hizo un buen trabajo, no pudo contenerlo. Desde allí, todo fue en picada para el monegasco, que no pudo aguantar a nadie. 

La lucha por el último lugar en el podio estuvo llena de adrenalina y en gran parte Ricciardo fue el líder de la disputa. Stroll se fue de pista a máxima velocidad en la vuelta n° 44 y destruyó su coche contra uno de los lados. Por suerte, salió ileso, pero los daños en su auto implicaron una nueva bandera roja y pausa en la jornada.

Con 15 vueltas por delante y la tercera largada del día, Ricciardo hizo un gran arranque y se puso en la segunda posición, pero no pudo sostener la aceleración de Bottas, ni la de Alexander Albon, que subió al tercer lugar y lo mantuvo hasta el cierre. Así, el tailandés-británico obtuvo su primer podio y celebró junto a los Silver Arrows el final de un domingo lleno de intensidad. 

EL SEMÁFORO 

El mejor: Daniel Ricciardo. Hizo una gran carrera en un auto inferior al de sus perseguidores. 

El peor: Pierre Gasly. De número 1 a protagonizar una imprudencia. Tampoco lo hizo bien en clasificación. 

Factor X: Alexander Albon. Con Verstappen out, su equipo le exigió al máximo y dio resultados. 

COMENTARIOS