Espectáculo y política

Quién era la icónica modelo de los 90′ acompañaba a Menem en las cenas que le organizaba Moria Casán en Olivos

"Llegó cuando nos estábamos yendo, y ella se quedó". Adriana Salgueiro develó uno de los mitos que sobrevoló durante los años de gobierno del ex presidente.

viernes 11 de septiembre de 2020 - 10:43 pm

Mucho se habló sobre el ex presidente Carlos Menem (90) en las últimas semanas luego de que trascendiera que se está trabajando en una serie bibliográfica sobre la vida del histórico político.

En ese marco, Adriana Salgueiro se refirió a uno de los mitos más “faranduleros” del riojano que sobrevoló durante sus años como primer mandatario de los argentinos: las fiestas secretas en la Quinta de Olivos que vinculaban a Menem con distintas figuras del ambiente artístico durante los años noventa.  

Yo no participé de fiestas, pero sí de cenas“, sacó a luz la actriz en “Espléndidos e infidentes”, el programa de Daniel Ambrosino en la AM 990. Y agregó: “No se bailaba, se terminó de comer, nos hizo regalos a todos y nos fuimos”.

Esas cenas las organizaban Moria Casán y su marido, Luis Vadalá. Moria era una ‘RRPP VIP’, invitaba a gente muy importante de ese momento. A mí me invitaron dos veces, pero fui una sola. Me llamó y me dijo: ‘¿Te gustaría venir a Olivos, a una cena que está organizando Carlos?’. Para mí fue un sorpresón”, reconoció Adriana.

Y luego relató: “No fui sola, obviamente. Me acompañó Alejandro, mi marido. Fue una comida muy amena, estaba Ethel Rojo con Gerardo González, Gogó Rojo, Constancio Vigil, Martha González con su hijo…”

Allí llegó la certera pregunta de Ambrosino: “¿Había alguna mujer soltera?“. Y la respuesta de la Salgueiro fue tan picara como contundente: “No, vino después“.

Según cuenta Salgueiro, fue Mónica Guido (60), un ícono de la época con tapas en las revistas Playboy y trabajos tanto tele como en cine, quien asistió esa noche a la quinta presidencial.

Mónica Guido, la ex bomba sexual que cayó en desgracia ... en Taringa!

Mónica Guido llegó sola, entró como si estuviera en su casa y se llamaron por nombres diferentes a los que los conocíamos. Eran ‘Arequito’ y ‘Anillaco’, esos eran los apodos“, reveló Adriana, desubriendo el llamativo código que había entre el presidente y la modelo.

“Llegó cuando nos estábamos yendo, y ella se quedó”, terminó diciendo Adriana.

COMENTARIOS