Economía

Golpe letal al negocio de RE/MAX en Argentina: la IGJ le prohibió operar y ordenó su disolución

A partir de un reclamo emitido por el Colegio Inmobiliario de la Ciudad de Buenos Aires, la IGJ resolvió la inmediata disolución y liquidación de la empresa, ya que el modelo de negocios no puede ser franquiciable y se considera un ilícito.

miércoles 9 de septiembre de 2020 - 11:59 am

La Inspección General de Justicia (IGJ) le prohibió a la empresa RE/MAX operar en el país ya que considera su red de franquicias ilícita, por lo que ordenó su inmediata disolución y liquidación de la empresa.

Desde los colegios del ramo inmobiliario apuntan contra RE/MAX por operar bajo un sistema que, denuncian, estaría promoviendo inmobiliarias sin empleados propios, utiliza a los matriculados como meros “presta nombres” y alienta la multiplicación de “brokers” a través de cursos dictados por la misma compañía.

Fuentes del ámbito de los martilleros aseguraron a iProfesional que los interesados abonan matrículas abultadas y hasta deben efectuar pagos adicionales en conceptos como vestimenta o uso de cartelería con los colores y logo del franquiciante.

La empresa deberá dejar de operar en el país y, por lo tanto, tendrá que iniciar su proceso judicial de disolución y posterior liquidación, en el marco de lo dispuesto en los artículos 18 y 19 de la Ley 19.550 de Sociedades Comerciales.

Para la IGJ, el organismo a cargo de Ricardo Nissenapoderado de los hijos de Cristina Kirchner en Hotesur SA-, la empresa “ejerce indirectamente el corretaje inmobiliario eludiendo la legislación local, que establece imperativamente requisitos para esa actividad y se beneficia a través de RE/MAX Argentina S.R.L., participando de las comisiones de las operaciones inmobiliarias intermediadas por los números subfranquiciados, más allá de que esas participaciones pudieran aparecer ficticiamente calificadas como regalías o concepto similar, contributivo del uso de la marca ‘RE/MAX'”.

“La exteriorización de la marca ‘Remax’ por parte de esas subfranquiciadas”, plantea la resolución, “genera en favor de éstas la falsa apariencia de pertenecer a un grupo económico, lo que las beneficia en base a una publicidad engañosa, que, a su vez, beneficia a la franquiciante, permitiéndole participar indirectamente de una operatoria que no podría realizar por sí misma, en forma directa”.

“La decisión del máximo organismo que regula y controla las sociedades comerciales surgió haciendo lugar a la denuncia de CUCICBA, en contra de RE/MAX Argentina S.R.L., sociedad que detenta el uso de la marca ‘RE/MAX’ en nuestro país, respecto al ejercicio ilícito de la actividad inmobiliaria por parte de la misma”, señaló Cucicba en un comunicado.

“Siempre sostuvimos, amparados en el ordenamiento legal de nuestro país, que existe una distinción entre los contratos comerciales y las profesiones independientes como el Corretaje Inmobiliario, y que éstas últimas no pueden ser ‘franquiciadas’”, expresó Armando Pepe, presidente de Cucicba, el Colegio Profesional Inmobiliario de la Ciudad de Buenos Aires.

“Por esta razón, la IGJ determinó que dicha compañía ya no podrá operar, debiendo iniciarse el proceso judicial de disolución y liquidación de la misma en el marco de lo dispuesto en los Artículos 18 y 19 de la Ley 19.550 de Sociedades Comerciales”, agrega el comunicado.

“Hemos dado un paso histórico. Este es un éxito en la defensa de los derechos de los corredores y del ejercicio legal y legítimo de la profesión, y lo compartimos con todos nuestros matriculados”, completó Pepe.

COMENTARIOS