Salud

Qué cambios sufre la piel durante el embarazo

Cuáles son los tipos de afecciones cutáneas que pueden ocurrir

lunes 21 de septiembre de 2020 - 7:13 am

La piel durante el embarazo presenta modificaciones, algunas fisiológicas y otras que son enfermedades serias. Es por ello que es de suma importancia el distinguir estos tipos de condiciones.

Los cambios pueden ser muy diversos, desde su causa hasta su manera de aparición, sin embargo es bien sabido que el síntoma principal en ellos es el prurito grave, que es igual a una picazón muy fuerte. En general se debe a una serie de alteraciones hormonales que vienen desde el sistema nervioso central y es conveniente investigar para descartar que no sea algo de importancia y dar el manejo apropiado.

Existen tres grupos de tipo de cambios dermatológicos en los que se agrupan estas afecciones cutáneas:

1. Cambios en la gestación:

-Prurito gravídico: comezón intensa y generalizada, frecuente en el tercer trimestre, debido a disfunción hepática leve.

-Hiperpigmentación: es más visible en áreas naturalmente más oscuras como areola mamaria, genitales y línea alba. También se da el cloasma o “máscara del embarazo”. Puede desaparecer o persistir en el postparto.

-Cambios en las uñas: Mayor crecimiento y fragilidad.

-Estrías por distensión: Por estiramiento y ruptura de las fibras elásticas de la piel. Nunca desaparecen, solo disminuyen su tonalidad con el paso del tiempo.

-Cambios vasculares: arañas vasculares, épulis gingival o “hinchazón de encías”, várices. Se deben al aumento de volumen sanguíneo circulante.

2. Cambios propios de la gestación:

-Penfigoide gestacional: pápulas rojas que se desarrollan principalmente en abdomen.

-Colestasis intrahepática del embarazo: comezón intensa rebelde y responde mal al tratamiento, pudiera acompañarse de coloración amarilla del cuerpo.

-Erupción atópica del embarazo: ocurre en mujeres con antecedente de alergias.

-Penfigoide gestacional: pápulas rojas que se desarrollan en el abdomen.

3. Dermatosis que se exacerban con el embarazo:

Dermatitis atópica, Psoriasis, Eritema nodoso, Lepra, Lupus-eritematoso sistémico, Esclerodermia, Pénfigo, Porfiria cutánea.

Para la mayoría de las patologías previas existe tratamiento que disminuya la sintomatología. Sin embargo en el caso del último grupo podría ponerse en riesgo la estabilidad tanto de la madre como del feto, por lo que no hay que desestimar ningún cambio y siempre se recomendará hacer un buen análisis de cada caso para permitir el mejor curso de la gestación posible, de acuerdo a las indicaciones del ginecólogo.

Fuente: Msn

COMENTARIOS