Política

Sin consultar a la Ciudad, Nación cambió el protocolo para bares y tensa aún más la relación

El Gobierno Nacional no habilitó en su decreto el funcionamiento de patios internos de los restaurantes y bares, aunque estos se encuentren al aire libre

jueves 3 de septiembre de 2020 - 5:33 pm

La tensión entre Ciudad y Nación volvió a subir tras la publicación de un decreto que prohibe la instalación de mesas al aire libre al interior de los restaurantes. Tal como ocurrió con la vuelta parcial a clases, la Ciudad ya había anunciado que los locales gastronómicos podrían funcionar si tenían autorización del gobierno porteño y tendrá que dar marcha atrás.

El debate de cómo continuar con la cuarentena entre Nación, Ciudad y Provincia ya lleva varios capítulos y la apertura de bares y restaurantes sumó uno nuevo. “No diría que estamos sorprendidos, más bien vemos una falta de palabra en temas previamente trabajados y acordados en conjunto”, se quejaron en la Ciudad, según fuentes citadas por La Política Online.

Hay diferentes consideraciones sobre la etapa que atraviesa el distrito capitalino. Desde la Ciudad, el ministro de Salud, Fernán Quirós sostiene que la situación está estable con un número alto de casos. Otros especialistas aseguran que los contagios están lejos de una meseta y que la apertura de más sectores económicos terminará por desbordar el sistema de salud.

En la Ciudad se desayunaron este jueves con la novedad de que si bien Alberto Fernández había exceptuado del Aislamiento Preventivo y Obligatorio a los locales gastronómicos, solamente la autorizó “al aire libre, exclusivamente en vereda, calzada u otros sectores del espacio público, sin el uso de espacios o salones interiores, patios interiores, terrazas jardines o similares, a desarrollarse en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

En la Ciudad aseguran que el tema ya estaba acordado, tal como ocurrió con la vuelta a clases parcial que había propuesto el gobierno porteño. Después de los contactos de Nicolás Trotta con su par capitalina Soledad Acuña, entendían que era una cuestión resuelta y por eso el jefe de gobierno porteño lo anunció públicamente. Pero también hubo que retroceder.

En la redes ya comenzaron las quejas de los restaurantes que habían comenzado a estoquearse con mercadería ante la inminente apertura y ahora deberán ver qué hacen con los víveres.

“Con las nuevas restricciones impuestas por Santiago Cafiero, el gobierno nacional vuelve a golpear la economía de los bares y restaurantes porteños que dan cerca de 140 mil puestos de trabajo en la Ciudad. Con estas medidas, 6200 comercios no podrán reanudar la actividad”, manifestó el diputado porteño Sergio Abrevaya sobre la resolución administrativa.

COMENTARIOS