Salud

Cómo cambiar una bombilla sin correr ningún riesgo

Si bien es una tarea sencilla, es recomendable tomar ciertos recaudos

lunes 21 de septiembre de 2020 - 7:13 am

Aunque parezca muy sencillo, cambiar un foco tiene su procedimiento con determinado mecanismo de prevención.

Si no tomás la medidas de precaución necesarias podría resultar peligroso, hasta electrocutarte. Primero, debés recordar que el cuerpo humano es buen conductor de energía. Si el aparato queda en el techo o una parte de la casa que no podés alcanzar, no uses una silla o escalera de metal para pararte sobre ella; optá por plástico o madera.

Cada vez que manipules algo eléctrico debés suspender el suministro de electricidad, en este caso asegurarte que el interruptor esté apagado. Lo mejor sería hacerlo desde la caja de fusibles.

Ahora, dejá que la bombilla se enfríe antes de retirarla porque podrías quemarte los dedos. Transcurridos unos minutos, es hora de cambiar el foco: dale vuelta para que salga del casquillo y nunca toques la parte metálica, sino solo el vidrio.

Para colocar la nueva bombilla también debés tomarla del cuerpo de cristal y girarla para que conecte con el casquillo. Si estás en un lugar alto, bajá con cuidado. Para deshacerte del foco que ya no sirve envolvelo en papel periódico o en algún trozo de tela y tiralo a la basura fuera del alcance de los niños o mascotas.

Fuente: Mui

COMENTARIOS