Redes Sociales

Influencers: quiénes son, cuánto ganan y de qué trata el proyecto de ley que regulará la actividad

El sitio web iPropUP publicó un artículo en el que detalla el proyecto de ley que regulararía la actividad de los influencers y que se encuentra en desarrollo para llegar al Congreso.

jueves 3 de septiembre de 2020 - 10:54 am

Los influencers, personas que tienen mucha más llegada a las audiencias online con una cercanía o contacto directo por Instagram, Facebook u otra red social, están a la expectativa con respecto a su futuro: la regulación estatal se encuentra al caer, avalada por el proyecto de ley.

“Es necesario una estructura legal de trabajo en blanco y estar inscripto en la AFIP como exige el flamante proyecto. De hecho, muchos posteadores chicos y los más grandes ya lo están”, reveló al sitio web iProUP un influencer que optó por mantener el anonimato.

La labor de los influencers está asociada con la publicidad. Así como explica Matías Tejero, del estudio Hugo Tejero & Asoc., los nuevos líderes de opinión “pueden generar contenido para las marcas, ya sea con posteos, videos u otras participaciones, y son aprovechados por las empresas para su publicidad”. Según el experto, “los influencers son contratados por los anunciantes en forma directa o, más frecuentemente, por medio de compañías que se ocupan de ello”.

Los influencers se pueden dividir en cuatro categorías según los montos que perciban a cambio del contenido: un Nano Influncer, por ejemplo, suele canjear sus publicaciones por alimentos, otros productos de uso cotidiano o recibir una remuneración muy baja; un Micro Influencer puede percibir desde $15.000 por un post y tres historias; Influencer, entre $50.000 y los $80.000 por el mismo paquete; y por último, Celebrity, quien generalmente percibe $150.000 o más por igual prestación.

Es por esto que desde el Estado esperan poder regular la actividad. Tejero remarca que uno de los aspectos clave al que apunta el proyecto de ley es a que la actividad se facture y no haya canjes para las operaciones más chicas.

Las claves del proyecto de ley

Según la abogada Fiorella Zucarelli, del Estudio Grispo, hay 10 puntos claves del proyecto que intenta regular la publicidad de influencers:

1. ¿A quiénes se aplica?

Las disposiciones del proyecto son aplicables a toda persona o empresa que realice actividad de influencer en redes sociales, ejecutando servicios de publicidad digital, con domicilio legal o residencia continúa de al menos dos años en territorio nacional.

2. Residencia en el exterior

Se aplica cuando los servicios que ofrezcan se hagan mediante un establecimiento situado en Argentina.

3. Definición de publicidad

Se considerará publicidad digital cuando los influencers realicen algunas de las siguientes prácticas por Internet, celular o TV digital:

  • Unboxings: compartir en redes sociales el proceso de desempaquetar revelar productos, servicios y/o experiencias
  • Sorteos o giveaways
  • Muestren con relevancia, describan o etiqueten una marca en fotos subidas a las redes sociales
  • Videos
  • Toda otra forma de anuncio o promoción viabilizada a través de redes sociales, siempre que para su ejecución exista una contraprestación

4. Deberes sobre el contenido

Los influencers deben respetar los siguientes puntos en sus publicaciones:

  • Dignidad de la persona y el principio de no discriminación
  • Protección de la juventud y de la infancia
  • Salvaguarda de los derechos de propiedad intelectual
  • Todo otro derecho protegido por las leyes nacionales en la materia

5. Requisitos de las publicaciones

Los posteos publicitarios deben cumplir con los aspectos que se detallan a continuación:

  • Si obtiene algún rédito económico, debe incluir una etiqueta que lo especifique con leyenda: #PublicacionPaga
  • Mencionar claramente la persona física o jurídica anunciante o beneficiario de la publicidad digital
  • Identificar de manera clara todas las comunicaciones publicitarias que sean inconvenientes para niños, niñas y adolescentes

6. Obligaciones legales e impositivas

Según Zucarelli, deberán “especificar con claridad la naturaleza publicitaria”, ya que de lo contrario “podría ser considerado como violatorio a la autonomía contractual”. Además, deberán “contar con medios de prueba sobre la veracidad de las afirmaciones para prevenir la difusión de productos perjudiciales para los consumidores”.

También posee autorizaciones o licencias para el uso de signos distintivos u obras protegidas por derechos de autor y estar inscriptos en AFIP como monotributistas o responsables inscriptos en IVA y Ganancias, según facturación.

7. Edad mínima

El proyecto no menciona el supuesto de los influencers que no hayan alcanzado la mayoría de edad y podría considerarse que se aplica la ley local que ratifica el Convenio de la Organización Internacional del Trabajo sobre la edad mínima de admisión al empleo.

8. Deslealtad comercial

La publicidad digital realizada por los influencers será ilícita cuando asuma las siguientes modalidades:

  • Abusiva: se ofende, favoreciendo la discriminación (género, etnia, social, política, etc.) e induce a actividades antisociales, criminales o ilegales, incita a la violencia y atenta contra la dignidad
  • Engañosa: si promueve el error sobre el producto, en los precios, características o cualidades, ya sea por acción u omisión

Asimismo, la publicidad digital debe ajustarse a las restricciones legales específicas que recaen sobre:

  • El consumo de bebidas alcohólicas
  • Productos médicos y alimentación saludable
  • Tabaco

9. Incumplimientos

En caso de que los influencers violen algunos de sus deberes, serán sancionados con:

  • Apercibimientos
  • Retiro del anuncio de la red social u otro medio digital
  • Rectificación de las informaciones engañosas, incorrectas o falsas
  • Multas de entre 10 y 1.000 salarios mínimos vital y móvil (hoy en $168.750 y $16.875.000, respectivamente)

10. Objetivos del proyecto

Según Zucarelli, la iniciativa tiene dos finalidades:

  • Proteger los derechos del consumidor y evitar que la publicidad distorsione los valores propios de una sociedad democrática
  • Llenar el vacío legal respecto la regulación de la actividad de los influencers y su papel como agentes de publicidad comercial

COMENTARIOS