Cuarentena

Alberto Fernández advirtió que puede haber “botón rojo” y volver atrás en la cuarentena

Durante una entrevista en el programa A dos voces, el mandatario se expresó sobre la situación de la pandemia en el país y aseguró que en la actualidad el aislamiento “no existe”

jueves 3 de septiembre de 2020 - 6:00 am

El presidente Alberto Fernández estuvo presente en A Dos Voces en la pantalla de TN para una entrevista sobre todas las cuestiones de la coyuntura política, económica y social de la actualidad. En primer lugar, destacó que actualmente en la Ciudad de Buenos Aires “no hay cuarentena”.

“La cuarentena supone un encierro total de la comunidad, eso no existe”, explicó durante el diálogo. En la misma línea, detalló el riesgo que implica la relajación de la sociedad ante la amenaza del coronavirus. De esta manera, agregó: “Es fenómeno que los diarios publiquen que hay 160 días de cuarentena, pero es falso”.

“Lo primero que tenemos que entender es que si tuviéramos 160 días de cuarentena en total no tendríamos estos problemas”, agregó. “Hay mucha gente que está contagiada y no lo sabe”, señaló Fernández con respecto a este relajamiento tras la apertura del confinamiento.

Sobre estas personas, destacó que están “exponiéndose todos los días”. “Hay cierto relajamiento social que no está midiendo las consecuencias”, añadió.

Además, señaló que el gran problema de la cuarentena fue que “se politizó”. “De repente nosotros nos convertimos en personajes insensibles que queremos tener a la gente encerrada”, sostuvo.

Con respecto a la situación que se vive en toda la Argentina, Alberto Fernández destacó que la suba de contagios trascendió al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). Sin embargo, remarcó que el contexto que se vive en la Ciudad de Buenos Aires tiene repercusiones en los demás territorios.

“Acá el efecto demostración en la Ciudad de Buenos Aires repercute muy negativamente en la provincia. ¿Cómo le explico al intendente de Vicente López que mantenga cerrados los comercios si cruzando la General Paz está todo abierto?“, indicó el Jefe de Estado.

Con respecto a las recientes movilizaciones de grupos descontentos con la actitud del Gobierno en medio de la pandemia, recordó su frase de campaña “salgan a la calle y díganme cuando haga mal las cosas”. En ese sentido, añadió: “Pero no salgan a la calle a confundir al resto de la Argentina”.

“Prefiero que todos los días salgan al balcón a tocar la cacerola pero no salgan a la calle. No se contagien ni contagien a otros”, incluyó en su argumento.

Pasando a la crisis economía, Fernández aseguró: “Estamos saliendo”. Sobre la reestructuración de la deuda explicó: “El lunes, nosotros despejamos una barrera que nos impedía ver qué hacer”.

En otro tramo de la entrevista, el Presidente habló sobre el proyecto de reforma judicial penal, que la semana pasada recibió media sanción en el Senado. “Uno de los mayores problemas en la Argentina es cómo se informa. Lo que nosotros hemos mandado (al Congreso) es una ley que ordena el funcionamiento de la Justicia Federal en la Argentina”, sostuvo.

De esta forma, refutó a quienes lo acusan de querer modificar la Corte, el Consejo de la Magistratura o de buscar alterar procesos en marcha, al asegurar que la normativa no plantea ninguna de esas iniciativas. También afirmó que al presentarla no hizo otra cosa más que cumplir con una promesa de campaña, y aclaró: “La reforma es mía, no de Cristina”.

COMENTARIOS