Curiosidades

Una botella con cenizas humanas cruzó el océano y dio comienzo a una amistad

Una familia española encontró la botella en el mar con las cenizas de un estadounidense fallecido, las cuales habían sido arrojadas al océano en un frasco como un acto de homenaje.

miércoles 2 de septiembre de 2020 - 5:03 pm

Si la historia lograra plasmarse en una película, no significaría nada del otro mundo. La cuestión que llama la atención, es que los hechos son reales. Tan extraño como pudiese llegar a parecer, una familia homenajeó a uno de sus integrantes fallecidos arrojando sus cenizas -contenidas en un frasco- al océano. Dos años después, una familia española encontró la botella en una playa y decidieron contactar a la mujer estadounidense.

Mary Whitt, residente en Somerset (Kentucky, EE.UU.) contó que “Jerry [su marido] solía atar a globos los nombre de los niños y nuestra dirección para ver cuán lejos irían y si recibiríamos una respuesta”, según pudo recoger Commonwealth Journal.

Recordando su espíritu aventurero la mujer preparó dos botellas, una con las cenizas y otra más grande con una foto de Jerry, además de una carta con sus contactos. “Pensé que para él sería un buen modo de viajar“, comentó la Whitt.

La botella fue arrojada en Florida en el año 2018. En agosto de 2020, recibió un mensaje de la familia Álvarez, que había encontrado las cenizas de Jerry en la playa española de Razo (La Coruña, Galicia), a casi 6.500 kilómetros de EE.UU. Los españoles preguntaron qué debían hacer con la botella, a lo que la mujer respondió que la lanzaran al mar nuevamente.

Cumpliendo con su deseo, la familia Álvarez organizó una ceremonia para despedirse de Jerry en la playa. “Fuimos con unas flores, el bote con las cenizas, y leímos un escrito que hicimos en inglés para que sus familiares pudieran entenderlo. Grabamos todo en un video y lo enviamos, están muy contentos”, comentaron a La Voz de Galicia.

Posted by Ashley Hileman on Saturday, 15 August 2020

El video emocionó mucho a la familia Whitt. “Nos tocó el corazón“, reconoció Mary al medio estadounidense. “Es bueno saber que la gente cuida a otros, a medio mundo de distancia”, añadió la mujer. “Lloré como un bebé viendo el video que enviaron”, escribió otra representante de la familia Whitt en Facebook. “¡Muchas gracias, a él le encantaría eso y vuestra familia!”, aseguró la estadounidense.

Ambas familias ya hablaron varias veces a través de videollamadas, y esperan reunirse un día en España. “Quieren venir aquí, sobre todo por sus nietos, para poder ver la playa de donde salió la botella. A medida que continuamos hablando con ellos, es posible que puedan viajar más adelante“, comentaron los españoles.

COMENTARIOS