Política Internacional

Alemania confirma que el opositor ruso Alexei Navalny fue envenenado con Novichok

El mayor oponente político de Vladimir Putin, quedó hospitalizado en Berlín luego de haber sido envenenado con el agente nervioso del grupo Novichok, la misma sustancia con la que espías de Moscú intentaron matar Sergei Skripal en el Reino Unido.

miércoles 2 de septiembre de 2020 - 12:45 pm

El gobierno alemán confirmó durante la jornada del miércoles que encontraron rastros del agente nervioso Novichok al realizarle una serie de pruebas al líder opositor ruso Alexei Navalny. De esta manera, las “pruebas inequívocas” aseguran que el opositor de Vladimir Putín fue envenenado en Rusia.

“Se han encontrado pruebas inequívocas del suministro de un agente nervioso del grupo Novichok”, ha asegurado en un comunicado Steffen Seibert, el portavoz del Ejecutivo alemán, tras los análisis realizados por el laboratorio especial de las Fuerzas Armadas alemanas a instancias del hospital Charité de Berlín, donde permanece ingresado.

Navalny, crítico del presidente ruso Vladimir Putin, comenzó a sentirse mal el pasado 20 de agosto durante un vuelo que tuvo que aterrizar de emergencia en la ciudad siberiana de Omsk, donde fue inicialmente hospitalizado.

Fue su portavoz, Kira Yarmish, quien sostuvo que este había sido envenenado con alguna sustancia que se introdujo en el te que tomó por la mañana en el aeropuerto. Sin embargo, los médicos llegaron a la conclusión de que lo que sufrió Navalny fue un “trastorno metabólico” provocado por una fuerte caída del nivel de azúcar en la sangre. Finalmente, el opositor fue evacuado en un avión medicalizado fletado por la ONG Cinema for Peace el 22 de agosto a Berlín.

Es un hecho inquietante que Alexei Navalny haya sido víctima de un (ataque por medio de un) agente químico nervioso en Rusia“, según señaló el gobierno alemán, que condenó el ataque y le pidió a Rusia que dé explicaciones de manera urgente.

Navalny es uno de los opositores de Putin que más se destacan. Se ha referido al partido del presidente ruso como un lugar para “criminales y ladrones”, y en el pasado acusó al entorno del mandatario de “chupar la sangre de Rusia”. Incluso, durante junio del 2020 describió la votación sobre la reforma constitucional en Rusia como “un golpe de Estado” y una “violación de la Constitución”.

Hasta el momento, a pesar de registrarse “alguna mejoría” en la condición de Navalny, el político permanece en coma inducido médicamente y con un ventilador.

 

COMENTARIOS