Cámara de Diputados

Diputados: no hubo acuerdo y Juntos por el Cambio irá a la justicia para impugnar la sesión

No se alcanzó un consenso sobre la continuidad del protocolo virtual. Aún así, la oposición bajó al recinto para participar del debate, que consideró “inválido”

martes 1 de septiembre de 2020 - 9:44 pm

Tras casi ocho horas de reunión, este martes fracasó en Cámara de Diputados el intento de acuerdo entre oficialismo y oposición sobre la forma de sesionar y la prórroga del protocolo de funcionamiento remoto. Mario Negri anunció que Juntos por el Cambio acudirá a la Justicia para invalidar la sesión por considerar que el reglamento de funcionamiento remoto no puede prorrogarse a través de una votación virtual porque ya está vencido.

El decreto de convocatoria a sesión firmado por el presidente de la Cámara, Sergio Massa, el viernes pasado indicaba el inicio a las 13, pero se postergó repetidas veces, hasta que a las 18.30 sonó la chicharra. Dentro del recinto se ubicaron 36 diputados de la UCR, 44 del PRO y 14 de la Coalición Cívica. Al mismo tiempo el Frente de Todos ordenó a sus legisladores conectarse vía VPN, desde sus distritos y domicilios o sus despachos.

“Hay quórum”, dijo Massa antes de ingresar al recinto y después de que tanto él como los opositores explicaran sus posturas en dos conferencias de prensa continuadas.

En el Salón de los Pasos perdidos hablaron los tres presidentes de los bloques de la principal oposición: Mario Negri (UCR); Cristian Ritondo (PRO) y Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica).

El presidente del partido de Elisa Carrió confirmó que “no estamos dispuestos a debatir en forma remota con tiempos de dos o tres minutos” tanto en el tratamiento de la movilidad jubilatoria como la Reforma Judicial. Ritondo anticipó que la alianza opositora irá a la Justicia para invalidar la sesión por no haber 129 diputados físicamente presentes en el recinto. Y Negri enumeró las distintas propuestas presentadas durante toda la tarde vinculadas siempre al funcionamiento remoto para proyectos de ley de consenso y “sin disenso”.

Lo que está haciendo el oficialismo al pretender hacer funcionar al Congreso de manera irregular constituye un acto de fuerza violatorio del orden democrático y constitucional. Esta sesión es nula de nulidad absoluta”, avisó Ferraro.

Negri recordó que durante tres semanas no hubo comunicación alguna con el jefe de la Cámara baja y anticipó la estrategia opositora: “Vamos a impugnar la sesión por el mecanismo que corresponde y agotaremos todas las instancias, incluidas judiciales, porque consideramos que nos asiste la razón, no es un capricho. Lamentamos que el orden de prioridades sea únicamente el que el oficialismo quiere, eso no es consenso”.

“No se censuran las leyes de nadie”, remarcó el jefe del interbloque pero aclaró que en las cuestiones conflictivas están dispuestos a debatir sólo si todos los legisladores están presentes. El cordobés hacía varias sesiones que no viajaba a Buenos Aires y participaba a la distancia.

Una vez que los diputados de Juntos por el Cambio se sentaron en sus bancas, Massa indicó: “Había momentos en que parecía haber consenso unánime”. Pero finalmente no hubo acuerdo.

Lo último que había ofrecido Ritondo era prorrogar por 30 días el Protocolo de Funcionamiento Parlamentario remoto con un agregado explícito respecto a tratar sólo en forma presencial “todo proyecto relativo al Poder Judicial y al Sistema Previsional”.

Lo único que aceptaban era autorizarar a los/as diputados/as mayores de 60 años, embarazadas o incluidos en los grupos en riesgo a participar a través del sistema telemático.

“No nos veten temas”, pidió varias veces Máximo Kirchner que defendió la postura del oficialismo junto con Massa y la vice del bloque, Cecilia Moreau.

En la disputa numérica, Massa logró respaldo para avanzar con la sesión remota con el aval, además del Frente de Todos obviamente, con las bancadas de Eduardo Bucca (Interbloque Federal); José Luis Ramón (Interbloque Unidad); Carlos Gutiérrez (Córdoba Federal); Alejandro ‘Topo’ Rodríguez (Consenso Justicialista); Luis Di Giacomo (Juntos Somos Río Negro); Alma Sapag (Movimiento Popular Neuquino); Ricardo Wellbach (Frente de la Concordia Misionero) y Luis Contigiani (Frente Progresista Cívico y Social). Suman 141 bancas.

Del otro lado, Juntos por el Cambio suma el 45% del cuerpo. “Acá hay un bloque de 116 diputados que deben ser parte de ese consenso”, reprochó al oficialismo con el que hasta el 4 de agosto logró acordar una agenda sin sobresaltos pero bajo el fantasma de la Reforma Judicial que acaba de lograr media sanción en el Senado.

 

COMENTARIOS