Fabio Cuggini

Fabio Cuggini: “A mi primo le iban a dar 700 lucas por mes por ser el peluquero del Presidente”

El estilista y empresario se mostró explosivo contra los políticos argentinos y reveló: "No voy a votar para que me estafen: prometen algo y no lo cumplen"

martes 1 de septiembre de 2020 - 10:26 am

Cuando tiene un micrófono enfrente, el estilista Fabio Cuggini no suele pasar desapercibido: con declaraciones incendiarias contra la política, reconoció que ya no vota, se mostró indignado con los políticos locales y denunció que su ex socio y primo cobra 700.000 pesos por cortarle el pelo al Presidente.

Sobre este último punto, comentó: “Yo lo denuncié públicamente porque él le corta el Presidente de la Nación y le iban a dar 700 lucas por mes por ser el peluquero del Presidente. Bueno, este es el país”. En diálogo con el programa radial Periodismo y Punto, también dijo que la plata para pagar el supuesto servicio de peluquería “si no sale por derecha, sale por izquierda” y añadió: “Si no lo hacen en un boletín, sale de los gastos reservados”.

Luego, criticó el proyecto de ley impulsado por los diputados del Frente de Todos Carlos Heller y Máximo Kirchner: “¿Ahora te ponen un impuesto a la riqueza para administrarlo con los amigos?”, se preguntó. “Me da vergüenza cuando le dicen al los privados que tienen que sacar crédito, que la mitad del sueldo te la pagan y lo toman como un caballito de batalla, como que son salvadores. Me da vergüenza”, cuestionó.

El peluquero también se despachó con fuertes declaraciones contra la clase política argentina.​ “Los políticos te llenan de esperanza, de optimismo. Yo no los creo. Esto es una relación humana, si vos tenés un amigo que te miente y te miente… Bueno”. Y agregó: “Yo tengo 54 años, cuando voté y llegó al democracia tenía 17 años. Y me terminaron cagando todos, esa es la realidad. Ninguno solucionó los desastres de la dictadura. Hoy, la dirigencia política de este país, en su conjunto, terminó siendo tan corrupta y ladrona. Está es la realidad, nos mintieron todos”, continuó el peluquero.

Además, dijo que en la historia argentina “hay mucha hipocresía” y que “es un buen negocio ser político”. “Trabajar en el Estado con un buen cargo, con una buena planta permanente, y ‘good show'”, ironizó. “Mirá dónde llegaron estos muchachos. Me parece que crecieron con ganas de cambiar y después ves la realidad de las cosas. Yo no me corrompí. Cuando me dan cátedra, siempre digo: ‘Hoy los grandes corruptos me dan clase de moralidad y honestidad'”, continuó su descargo.

También dijo que “como me cagaron todos, yo no voto más”. “Pago la multa y cumplo con mi deber cívico. No voy a votar para que me estafen: prometen algo y no lo cumplen, entonces me parece una boludez ir a votar”.

 

COMENTARIOS