Cancillería

Cancillería restringe el sistema de comunicaciones cifradas utilizado por los diplomáticos argentinos

El sistema MOVDOC utilizado hasta el momento será discontinuado.

domingo 30 de agosto de 2020 - 10:27 am

El Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, resolvió que las comunicaciones administrativas sean por mail, aseguran desde Clarín. Hasta el momento los mensajes eran enviados por el histórico sistema MOVDOC, que adoptaron los diplomáticos argentinos bajo la presidencia de Raúl Alfonsín.

La mayoría de las cancillerías al rededor del mundo se manejan por comunicaciones cifradas para evitar ser espiados. Al tratar temas que pueden tener impacto en otros estados -decisiones bien o mal tomadas, ​conflictos secretos, guerras, peligros inminentes de los cuales sólo están al tanto los líderes mundiales- es necesario utilizar un sistema que evite que estos mensajes sean vulnerados.

En un intento de comenzar a discontinuar el sistema MOVDOC Cancillería resolvió que las notificaciones de los actos administrativos que afecten al personal de este Ministerio, se realicen por vía del correo electrónico institucional a la casilla personal.

Las repercusiones entre los diplomáticos no se hizo esperar. Fuentes aseguraron a Clarín que la medida es “entre una burrada” y un “peligro para el país”. Discontinuar el MOVDOC sin tener otro sistema seguro que lo reemplace para las comunicaciones entre Cancillería y las Embajadas obligará a que numerosos temas sensibles y confidenciales para el país -como el conflicto por las Islas Malvinas o posiciones a tomar en la disputa entre Estados Unidos y China- queden al descubierto.

“Con esta medida, sin una contrapartida o reemplazo del Sistema de comunicación de la Cancillería, se precariza la seguridad de las comunicaciones y al mismo tiempo se continúa con la degradación de los métodos de administración de gobierno. Las comunicaciones por el sistema de Cancillería tienen un carácter de documento público, por eso se precariza el sistema”, asegura un experto a Clarín.

COMENTARIOS