Política

El IOMA se niega a ser auditado por médicos bonaerenses

La obra social de los empleados de la Provincia de Buenos Aires rechazó de manera indirecta la propuesta realizada por la Agremiación Médica Platense, desde donde acercaron un acuerdo que incluye una auditoría compartida

viernes 28 de agosto de 2020 - 3:16 pm

En un nuevo capítulo de la disputa entre el IOMA y la Agremiación Médica Platense (AMP), la obra social de la Provincia de Buenos Aires rechazó de manera indirecta un pedido de los médicos platenses para avanzar en una auditoría conjunta y evitar así nuevas tensiones a futuro.

El rechazo a la auditoría conjunta se dio en un contexto de negociación con AMP -encargada de representar a médicos que atienden, entre otros, a pacientes de IOMA-, abierto semanas después de que Homero Giles, titular de la obra social designado por el gobernador, Axel Kicillof, decidiera dar de baja de manera unilateral el acuerdo que ambas partes mantenían desde hacía más de 50 años.

Homero Giles había aludido a una supuesta falta de auditoría por parte de AMP sobre los servicios facturados por los médicos de la agremiación a IOMA. Sin embargo, el acuerdo indicaba que ese rol de contralor era potestad de IOMA. 

Con la intención de alcanzar un nuevo acuerdo, desde AMP propusieron el pasado viernes 20 de agosto avanzar en un esquema de auditoría conjunta para evitar futuras desavenencias. “Tal como nos comprometimos en el acta acuerdo, enviamos un proyecto de convenio que implementa un Sistema Compartido de Auditoría para controlar en forma conjunta todas las prestaciones realizadas a la obra social por los médicos agremiados y que incluye un nuevo Listado de Prestaciones, que incorpora la totalidad de prácticas y consultas médicas y jerarquiza al primer nivel de atención”, explicó el secretario de AMP, Gastón Quintans.

Sin embargo, desde IOMA optaron por el silencio, lo que presupone un rechazo a la propuesta de realizar una auditoría conjunta por las partes.

Esta decisión de IOMA se da en el marco de una serie de denuncias por parte de médicos bonaerenses por deudas millonarias que tiene la obra social por servicios prestados que nunca fueron abonados. Desde el inicio de la pandemia, el IOMA acumula una deuda de 16.000.000 de pesos con más de 800 médicos que prestaron servicios no abonados por la obra social.  

Además, detrás del rechazo de IOMA a ser auditado se esconde una cuestionada actualización de precios en dólares que avaló la obra social con los fabricantes de prótesis. Durante la pandemia, IOMA aprobó un aumento del 40% en dólares a los fabricantes de prótesis, pero se niega a cubrir la prestación del servicio médico para poder realizar la cirugía para adaptar estas mismas prótesis que compra.

COMENTARIOS