Política

El kirchnerismo negocia la adhesión de Argentina a la ruta de la seda de China

Fue anunciado por Gioja y Taiana en un seminario llevado a cabo por el Partido Justicialista con el PC del gigante asiático.

domingo 23 de agosto de 2020 - 11:11 am

Desde la asunción de Alberto Fernández como presidente de la Argentina, Cristina Kirchner comenzó a edificar por su cuenta y profundizar las relaciones bilaterales con China y Rusia que había iniciado en su segundo mandato.

En ese sentido, la actual vicepresidenta de la Nación gestiona la adhesión del país a los acuerdos para la implementación de La Franja y BRI (Belt and Road Initiative), conocido como la Nueva Ruta de la Seda, un mega proyecto de infraestructura del gigante asiático para conectarse con el resto del planeta. De esta manera, la movida implicaría una tensión con la administración de Donald Trump.

El BRI surgió en 2013, fue inspirado en las antiguas rutas de la seda orientales y con la pandemia pasó a ser la mayor esperanza de reactivación china. La iniciativa promete el financiamiento de un tren de alta velocidad entre Laos y China, la expansión del puerto comercial de Grecia, la modernización de una terminal portuaria en Bélgica, la construcción de un puente en Croacia, un gasoducto en Kazajistán o una planta de carbonato de potasio en Bolivia. Los rivales de China consideran esta estrategia como un instrumento de dominación colonial.

Fue Jorge Taiana, el senador y presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, quien confirmó el encabezamiento de las negociaciones por parte de la vicepresidenta, en lo que fue el tercer seminario entre autoridades del Partido Justicialista y del PC de China.

“Taiana anunció que Cristina le manifestó su voluntad de que se avance en la firma de convenios para ser parte de la iniciativa impulsada por el presidente Xi Jinnping y que para China constituye el proyecto del Siglo”, anunció un comunicado del PJ, presidido por José Luis Gioja.

“La incorporación de Argentina a La Franja y la Ruta abre un abanico de posibilidades de financiamiento para obras de infraestructura y para desarrollos de distintos tipos”, destacó el comunicado.

 

 

Del seminario participaron además Francisco Cafiero, secretario de Relaciones Internacionales del Ministerio de Defensa; Sabino Vaca Narvaja, militante de La Cámpora y secretario de la Embajada de Argentina en China. Se sumaron al zoom más de 100 dirigentes locales.

En representación de China, estuvieron Wang Yulin, director del Buró V del Departamento Internacional de Comité Central del PCCh; y Guo Cunhai, Director Ejecutivo del Centro de Estudios Argentinos del Instituto de Estudios Latinoamericanos (ILAS), que integra el mayor think tank chino, la Academia de Ciencias Sociales de China.

Guo Cunhai explicó con detalles lo que es el BRI. “La relación entre Argentina China es la demostración de cuánto y cuán rápido pueden desarrollarse las relaciones entre China y otros países“.

Entre los empresarios que participaron estuvieron Jin Wenmo, gerente General de la Sucursal Argentina de China Gezhouba Group Cooperation, empresa que forma parte de la UTE que construye las centrales hidroeléctricas en la Provincia de Santa Cruz, uno de los proyectos de inversión pendientes iniciado por Cristina y respaldado por Macri. La vice lo visitó a poco de asumir su cargo.

Se sumaron Liu Ming, presidente y director Gerente de CRRC América Latina, el mayor proveedor de material ferroviario de Argentina; Gustavo Idígoras, presidente de la Cámara de Industria Aceitera de la República Argentina e ideólogo del Consejo Agropecuario Argentino que logró acercar al campo a la vicepresidenta y Esteban Turic, presidente de Biogénesis Bagó, uno de los laboratorios de Hugo Sigman, el empresario que se asoció a la fabricación de la vacuna y muy cercano a la vicepresidenta.

COMENTARIOS