Mundo

¿Usarías baños públicos con paredes transparentes?: en Japón son un éxito

¿Cuáles son los beneficios que aporta este diseño? Posiblemente muchos más de los que te estés imaginando. La creación es obra del arquitecto Shigeru Ban, ganador en 2014 del Premio Pritzker, el máximo galardón de su disciplina, considerado "el Nobel de Arquitectura".

viernes 21 de agosto de 2020 - 10:01 pm

A muchos de nosotros nos habría encantado poder ver los baños públicos desde fuera sin necesidad de abrir la puerta y dejar escapar aromas y olores quizás no muy deseados. En esas está Japón, uno de los países del mundo con estándares más altos de higiene, y que se destaca por sus originales innovaciones en este ambiente: inodoros con chorro de limpieza, sillón caliente y ahora… baños públicos transparentes.

¿Cuáles son los beneficios que aporta este diseño? Posiblemente muchos más de los que te estés imaginando. “Al principio es difícil imaginar cómo un baño público con paredes transparentes podría ayudar a aliviar la ansiedad, pero un diseño contrario al sentido común, hecho por uno de los arquitectos más innovadores de Japón, pretende provocar precisamente eso”, publicó Forbes.

Los baños están construidos con un “cristal inteligente” que permite a los usuarios escudriñar la estancia antes de entrar en ella y asegurarse que se encuentran vacíos. Una vez la persona esté dentro y haya cerrado la puerta, el cristal se vuelve opaco, impidiendo que nadie pueda espiarlo haciendo sus necesidades.

La creación es obra del arquitecto Shigeru Ban, ganador en 2014 del Premio Pritzker, el máximo galardón de su disciplina, considerado “el Nobel de Arquitectura”. Ya se instalaron cinco cúbicos que se pueden usar desde agosto de 2020 en  parques de Tokio, Haru-no-Ogawa y Yoyogi Fukamachi.

Con este diseño, Ban apuntó a eliminar dos preocupaciones habituales de los ciudadanos: que el lugar esté limpio y que no haya nadie dentro. De esta forma, los baños son una herramienta para que los ciudadanos se sientan más seguros al utilizarlos. También facilitan el saber si los baños están ocupados y ayuda a reducir los tiempos de espera.

Por las noches, además, los cúbicos se iluminan como lámparas en colores turquesa, verde lima, azul, amarillo, rosa o púrpura, convirtiendo los baños públicos en un elemento decorativo y atractivo del espacio público.

La idea de fondo es “que la gente se sienta cómoda utilizando los baños públicos y que se aliente un espíritu de hospitalidad para la persona siguiente”, sostienen desde el proyecto.

COMENTARIOS