Mundo

Rusia aseguró que entre noviembre y diciembre podrían exportar la vacuna contra el Covid-19

Si bien no dieron detalles respecto de los destinos, desde el Kremlin destacaron a Brasil, Cuba, India y Corea del Norte como posibles productores del compuesto

viernes 21 de agosto de 2020 - 6:25 am

Durante las últimas horas, Rusia anunció que la exportación de su vacuna contra el coronavirus comenzará “en noviembre o diciembre”, e informó respecto a una nueva prueba del compuesto a realizarse en 40.000 personas.

Por medio de una conferencia de prensa virtual, el director del Fondo Soberano de Inversión de Rusia, Kirill Dmitriev, aseguró que “en septiembre empezará la vacunación masiva en nuestro país y entre noviembre y diciembre podremos exportarla”, y si bien no especificó a qué países lo harán, explicó: “Hay una guerra informativa contra nuestro país. Les pedimos que no politicen el desarrollo de la vacuna porque cuantas más tengamos en el mundo, mejor será para toda la humanidad”.

Desde Moscú puntualizaron que la vacunación se hará a través de la aplicación de dos dosis con 21 días de diferencia.

En cuanto a los países con capacidad de producción, el país europeo destacó a Brasil, Cuba, India y Corea del Norte como las naciones aptas para realizar esa tarea, sumando a Emiratos Árabes Unidos, Filipinas y Arabia Saudita como posibles sedes para las pruebas clínicas.

Otro de los temas tratados en la conferencia de prensa fue la vacuna desarrollada por la Universidad británica de Oxford.

Denis Logunov, director científico del Instituto de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya se refirió al adenovirus sobre el cual trabaja el compuesto (de chimpancé, contrariamente con el de humano con el que trabaja Rusia) y explicó: “El trabajo con adenovirus se perfeccionó mucho en los últimos años. Los ensayos que están más avanzados para vacuna contra el coronavirus trabajan con adenovirus, que duele tener gran eficacia para dar respuestas, y sin peligros. El adenovirus humano dio una respuesta muy fuerte en estudios históricos, mientras que el de chimpancé no sabemos si tiene efectos colaterales que puedan ser cancerígenos o afectar la fertilidad”.

COMENTARIOS