Política Internacional

Macron le ofreció asilo al líder opositor ruso hospitalizado por “envenenamiento” y buscan trasladarlo a Berlín

Los líderes de Alemania y Francia expresaron su solidaridad hacia Alexei Navalny, quien se encuentra en estado de coma luego de sentirse mal durante un vuelo que tuvo que aterrizar de emergencia en la ciudad siberiana de Omsk. Sospechan que pudo haber sido envenenado.

jueves 20 de agosto de 2020 - 10:49 pm

El líder opositor ruso Alexei Navalny, una de las voces más críticas con el presidente Vladimir Putin, se encuentra en coma y conectado a un respirador artificial tras ser hospitalizado este jueves en Serbia con síntomas de envenenamiento.

Así lo confirmo la portavoz de Navalny, Kira Yarmysh, quien señaló como causa un té que, dijo, podía haber sido envenenado. Esta acusación no ha podido ser confirmada hasta el momento de manera independiente.

Los líderes de Alemania y Francia expresaron su solidaridad hacia el líder opositor y el presidente francés, Emmanuel Macron, le ofreció asilo: “Estamos dispuestos a dar toda la asistencia necesaria a Alexei Navalny y a su familia, en relación a su salud, asilo y protección”, aseguró Macron en conferencia de prensa junto a la canciller alemana, Angela Merkel.

En tanto, Merkel ofreció su su país para darle a Navalny la asistencia médica que requiera. “Espero y deseo que se recupere lo más rápido posible y, si lo desea -y lo que se aplica a Francia también se aplica a Alemania-, le ofreceremos toda la ayuda médica que necesite. Puede acudir a hospitales alemanes, pero tiene que solicitarlo”, señaló la canciller.

Macron y Merkel se reunieron este jueves en Fort de Bregancon, la residencia de vacaciones de los presidentes franceses. El mandatario francés comentó que ambos líderes han dedicado “bastante” tiempo a analizar lo ocurrido con Navalny y coincidieron en la necesidad de que haya “completa claridad” sobre lo sucedido. 

Navalny, de 44 años, comenzó a sentirse mal durante un vuelo que tuvo que aterrizar de emergencia en la ciudad siberiana de Omsk, donde fue hospitalizado.

La ONG alemana Cinema For Peace aseguró que está en gestiones para conseguir un avión sanitario para Navalny pueda ser trasladado a Berlín por “razones humanitarias”.

La médica del líder opositor, Anastasia Vasilieva, le pidió públicamente a las autoridades rusas que den los permisos necesarios para que pueda ser trasladado a “uno de los principales centros de desintoxicación de Europa”, pero según escribió en su cuenta de Twitter “los médicos de Omsk no lo dejan ir ni le entregan ningún documento médico”. 

El líder opositor, un abogado de 44 años, conocido por sus campañas anticorrupción contra altos funcionarios y sus críticas abiertas al presidente ruso Vladimir Putin, ha sufrido ataques físicos en el pasado.

En 2017 sufrió quemaduras químicas en un ojo cuando unos individuos le arrojaron en la cara un líquido verde usado como desinfectante. Además, Navalny, sus partidarios y sus familias son a menudo detenidos y sufren presiones de la policía en todo el país.

COMENTARIOS