Curiosidades

Como en la película Up: se negó a vender su casa y ahora vive en plena autopista

La dueña rechazó vender su casa al Gobierno durante mas de diez años. La autopista se construyó igual.

jueves 20 de agosto de 2020 - 12:20 pm

Liang, ciudadana de Guangzhou, China, causó revuelo en redes sociales al vivir una casa rodeada por una autopista de cuatro carriles. Aseguran que esta fue la consecuencia de haberse negado a recibir una indemnización del gobierno de la ciudad de Guangzhou a cambio de demoler su propiedad para avanzar en la construcción de la autopista.

Pese a los trastornos que puede generar vivir en esas condiciones, el periódico británico The Sun asegura que Liang se encuentra contenta de no haber aceptado el trato. “Creen que este ambiente es pobre, pero yo siento que es tranquilo, liberador, agradable y cómodo”, sostuvo.

Según el portal de noticias South China, desde el 2010 los funcionarios han asignado parcelas a los dueños de propiedades en la zona. Sin embargo, Liang ha sido la única que se niega a mudarse, pues el gobierno logró un acuerdo con los otros dueños de las 47 casas y siete empresas que se encontraban ahí.

Las autoridades chinas aseguran que ella rechazó todos los lugares que se le habían ofrecido para reubicarse.

El crecimiento exponencial de la economía china obliga al desarrollo de autopistas que conecten las ciudades del tercer país mas grande del mundo, por lo que la construcción de este tipo de infraestructura no se suspendió por la negativa de una ciudadana.

Sin embargo, el haber alterado el trayecto de la autopista para preservar la vivienda de Liang puede ser mas costoso que no construirla. Tang Guohua, un experto en revisión de proyectos de conservación de la Administración Estatal de Patrimonio Cultural y profesor de la Escuela de Arquitectura y Planificación Urbana de la Universidad de Guangzhou le dijo a South China: “El puente genera un desvío que afecta la velocidad de los vehículos, afecta el tráfico urbano y puede provocar colisiones”.

Por ahora, Liang, de 85 años, se debe acostumbrar a vivir en el nuevo sitio turístico de Guangzhou, pues según South China, ahora hay un gran flujo de personas tomando fotografías a la casa.

COMENTARIOS