Champions League

Bayern Munich le ganó con autoridad al Lyon y avanzó a la final

Con un doblete de Gnabry y un gol de Lewandowski, el cuadro bávaro goleó por 3-0 al elenco francés y jugará la final de la Champions League ante el París Saint Germain

miércoles 19 de agosto de 2020 - 2:35 pm

Bayern Munich cumplió con lo que se esperaba y derrotó con autoridad por 3-0 al Olympique de Lyo, con doblete de Serge Gnabry y uno de Robert Lewandowski. De esta manera, el cuadro de la Bundesliga se verá las caras con el París Saint Germain el día domingo, por la final de la UEFA Champions League.

Teniendo en cuenta lo que se preveía antes del encuentro, el que empezó mejor fue el Lyon. De hecho, tuvo las primeras dos claras del pleito: una escapada en solitario de Memphis Depay muy bien ahogada por Manuel Neuer y una corrida de Toko Ekambi, que enganchó de derecha y izquierda y estrelló su remate en el palo.

Pero en el fútbol, se dice que los goles que no se hacen en un arco, se sufren en el propio. Y eso fue lo que le pasó al Olympique: en la jugada siguiente a la acción de Toko Ekambi, Serge Gnabry recibió la pelota, encaró hacia el medio, juntó tres hombres y sacó un zurdazo inatajable que dejó sin reacción a Anthony Lopes.

Cuando peor la pasaba, el Bayern se adelantó en el marcador y con esto, el conjunto bávaro recuperó la confianza y comenzó a manejar los hilos del partido. Los de Hansi Flick apostaron por la creación en el mediocampo y la explosión de las bandas, combinación que derivó en el segundo gol.

Ivan Perisic subió como un avión por la izquierda, tiró un centro raso para la llegada solitaria de Robert Lewandowski que, increíblemente, no pudo empujar la pelota. Sin embargo, por detrás suyo apareció el pescador Gnabry para dar un pase a la red con el arco a su merced y poner el duelo 2-0.

En el complemento, bajó la intensidad del partido. El multicampeón alemán optó por bajar un cambio con la pelota en sus pies, mientras que el Lyon se aferró a su plan de esperar y salir de contra, la ecuación que si le dio resultado frente al Manchester City en cuartos de final.

Fue así que el trámite del partido se alejó de los arcos y se planchó en la mitad del terreno. Con el correr de los minutos, ambos equipos prácticamente no se lastimaron y parecía que el marcador se iba a mantener igual que como terminó en el primer tiempo.

Sin embargo, apareció Robert Lewandowski. El delantero polaco se elevó tras un tiro libre del costado y, de cabeza, puso el 3-0 para establecer cifras definitivas en el resultado. Con este tanto, el ex Borussia Dortmund alcanza los 15 goles en la presente edición de la Champions League. Un animal.

El domingo, en el estadio Da Luz, tendremos una nueva final de Champions League. De un lado, el París Saint Germain, que tiene la oportunidad de levantar la Orejona por primera vez en su historia; del otro, el Bayern Munich, la máquina alemana que buscará ser campeón invicto en esta competición.

COMENTARIOS