Belleza

Cómo depilar las cejas según tu rostro

Atendiendo a tus rasgos y a la forma del rostro podés conseguir unas cejas que mejorarán aún más tus expresiones

miércoles 2 de septiembre de 2020 - 7:45 am

Las cejas marcan la expresividad del rostro, por lo que es importante atender a la forma de éste para lograr que los rasgos sean más equilibrados y naturales.

Rostro redondeado

Se tiende a buscar la forma de estilizar los rasgos y dar la sensación de tenerlo algo más alargado. Para conseguir este efecto, la mejor forma es depilar con una forma arqueada, manteniendo el punto más alto de la ceja algo más elevado. Deben de tener la forma de una V invertida.

Ovalado

El estilo más recomendable es aquel en el que tengan una forma redondeada pero con un ligero arqueo que les de un aspecto cuidado pero suave, evitando que el ángulo esté demasiado pronunciado. Dejá que tengan una ligera forma alargada, pero sin que queden muy pronunciadas. El resultado será unos rasgos más equilibrados.

Cuadrado

Se tiende a tener muy marcada la parte de la mandíbula, por lo que los rasgos suelen ser menos suaves y más duros. Para poder equilibrarlos de forma adecuada, intentar depilarlas de forma que queden unos rasgos suavizados.

La forma más recomendable es crear unas cejas con un ángulo especialmente marcado. De este modo se acentúa la expresión de la mirada, lo cual favorece especialmente a los rasgos en general.

Alargado

Deben depilarlas intentando conseguir que éstas se mantengan más rectas, ya que ayudará a equilibrar el efecto alargado de la cara con cejas que contribuirán a reducir esta longitud.

La clave es conseguir las proporciones correctas para que el rostro quede uniforme y los rasgos no estén muy marcados, intentando reducir la verticalidad. Unas cejas algo más gruesas y alargadas lo conseguirán.

Forma de corazón o diamante

Se caracterizan por unos pómulos anchos y pronunciados y una curiosa barbilla que acaba con forma de punta. La idea es conseguir que los rasgos se suavicen. Lo ideal es que el arco esté suavemente redondeado, sin presencia de picos. De este modo se equilibran los rasgos anguloso de la cara con la parte redondeada de las cejas.

Fuente: On mujer

COMENTARIOS