Coronavirus

Preocupación en Salta: Ingresan clandestinamente desde Bolivia a cobrar el IFE y con mercadería de contrabando

Pese a los controles de la policía provincial y Gendarmería, el Gobernador Gustavo Sáenz pidió ayuda al presidente Alberto Fernández.

domingo 16 de agosto de 2020 - 9:48 am

La frontera con Bolivia esta al rojo vivo: si bien los ingresos al país se encuentran cerrados, ciudadanos del país limítrofe se las ingenian para ingresar a Argentina por el norte salteño.

La situación ya fue alertada por el Gobernador de Salta, Gustavo Saenz, quien le pidió ayuda al presidente Alberto Fernández: “Gendarmería y las fuerzas policiales trabajan sin descanso para evitar el ingreso de extranjeros. Nuestras fronteras son extensas y con muchos pasos ilegales, literalmente se requiere un Ejército para poder custodiarlas” Había manifestado el gobernador salteño a través de su cuenta de Twitter.

Muchos de los que ingresan son “bagalleros” que se dedican al transporte de mercadería de contrabando, como prendas textiles y bolsas con hojas de coca. Otros lo hacen con el objetivo de cobrar el IFE: en las ultimas horas tomó resonancia el caso de Romina Villena Rodríguez, una concejal boliviana que poseía domicilio en el paraje salteño La Misión pero que nunca vivió en Argentina. El gobierno de Salta expresó su reclamo ya que todavía hay argentinos que no han recibido subsidio alguno mientras que ciudadanos extranjeros sí. Desde el periódico salteño El Tribuno aseguran que serían mas de 5000 personas que cruzan ilegalmente la frontera para cobrar el IFE.

Según datos oficiales de la Policía provincial de Salta, en los últimos dos meses se hicieron varios procedimientos disuasivos y se impidió el ingreso ilegal de más de 1.300 bolivianos en los dos pasos fronterizos que tiene con Bolivia. No obstante, el accionar policial no es suficiente: muchos logran sortear a las fuerzas de seguridad y acceder a las localidades argentinas de Aguas Blancas y Salvador Mazza.

El ingreso clandestino desde Bolivia representa una amenaza sanitaria para los salteños. Al día de hoy el departamento boliviano de Tarija, limítrofe con la provincia del norte argentino, cuenta con mas de 4000 casos positivos de Covid-19 mientras que Salta tiene menos de 1000. El rebrote en Jujuy, a raíz de dos argentinos que cruzaron a Bolivia y volvieron infectados, obliga al estado a tomar cartas en el asunto: una disparada de casos en la provincia sería devastador.

Las diferencias políticas de los gobiernos puede trabar el asunto. El presidente Alberto Fernández no reconoce la gestión de la presidente de Jeanine Áñez ya que considera que en Bolivia existe un Gobierno de facto.

COMENTARIOS