Salud

Ocho datos curiosos sobre la temperatura corporal

Ésta puede revelar mucho acerca de tu salud

viernes 28 de agosto de 2020 - 7:49 am

La temperatura del cuerpo puede revelar mucho acerca de tu salud. Es uno de los signos vitales importantes que los doctores siempre están revisando. Una infección puede ocasionar fiebre, pero también puede variar dependiendo del sexo, edad y otros factores.

1. ¿Qué se considera como temperatura corporal normal?

Generalmente está en un rango de 36,5 y 37,5 ºC. Puede variar dentro de este rango y la que sea normal para vos puede ser un poco más alta o más baja que el promedio.

Tu cuerpo siempre está adaptando su temperatura en respuesta a las condiciones ambientales. Por ejemplo, aumenta cuando haces ejercicio. Es más alta al final de la tarde y por la noche que a primera hora de la mañana cuando te levantás.

Los bebés y los niños pequeños tienen una temperatura más alta que los niños mayores y los adultos, porque la superficie de sus cuerpos es más grande en relación con su peso, y su metabolismo es más activo. Los recién nacidos generalmente tienen una temperatura corporal promedio de 37.5 grados C.

2. ¿Qué es una fiebre?

Es un aumento temporal de la temperatura corporal y, a menudo, es causada por una enfermedad. Una temperatura rectal, del oído o de la arteria temporal (la frente) de 38 grados o más generalmente indica fiebre. La fiebre generalmente desaparece en unos pocos días y se pueden experimentar los siguientes síntomas:

– Escalofríos y temblores.

– Transpiración.

– Dolor de cabeza.

– Dolores musculares.

– Pérdida de apetito.

– Irritabilidad.

– Deshidratación.

– Debilidad general.

Para los adultos, tener una temperatura corporal de 39.4 grados C o más puede ser motivo de preocupación y justifica una llamada al médico. También asegurate de llamarlo si, junto con la fiebre, tenés dolor de cabeza intenso; una erupción cutánea inusual; sensibilidad inusual a la luz brillante; rigidez en el cuello y dolor al inclinar la cabeza hacia adelante; confusión mental; vómitos persistentes; dificultad para respirar o dolor en el pecho; dolor abdominal o dolor al orinar; o convulsiones.

Para los bebés y niños pequeños, una temperatura que es solo un poco más alta de lo normal podría ser un signo de una infección grave. Llamá al médico si tu hijo es menor de 3 meses y tiene una temperatura rectal de 38 grados C o más; tiene entre 3 y 6 meses y tiene una temperatura rectal de hasta 38.8 grados C y parece atípicamente irritable, letárgico o incómodo, o tiene una temperatura superior a 38.8 grados C; o si tiene entre 6 y 24 meses y tiene una temperatura rectal superior a 38.8 grados C que dure más de un día.

Si tiene 2 años o más, llama a tu médico si ha tenido fiebre durante más de 3 días o si no responde. Los pequeños de 6 meses a 5 años pueden experimentar convulsiones febriles si tienen una temperatura corporal alta, que generalmente implica pérdida de conciencia y sacudidas de las extremidades en ambos lados del cuerpo.

Solicitá atención médica de emergencia si una convulsión dura más de cinco minutos, o llevalo al médico lo antes posible después de la convulsión para averiguar qué la causó.

3. La fiebre puede ayudar a combatir una infección

A la mayoría les preocupa la fiebre, pero en realidad esta puede ser muy útil, ya que parece jugar un papel importante para ayudar al cuerpo a combatir las infecciones. Aún así, tu médico puede recetarte un antibiótico si sospecha una infección bacteriana, como neumonía o faringitis estreptocócica.

4. Mientras envejecemos nuestra temperatura corporal disminuye

Si te parece que siempre tenés frío, incluso durante los días calurosos de verano, podría ser tu edad. Estudios han demostrado que a medida que envejecemos, nuestra temperatura corporal promedio disminuye ligeramente. Es importante saber esto porque los mayores pueden tener fiebre a temperaturas más bajas que los adultos más jóvenes.

5. Hombres y mujeres tienen diferentes temperaturas corporales

En un estudio, investigadores de la Universidad de Utah, E.E.U.U. encontraron que la temperatura corporal normal de las mujeres es, en promedio, 0.2 grados más alta que la de los hombres (36.5 vs. 36.3). Pero las manos de las mujeres son 1.5 grados C más frías que las de los hombres en promedio: 30.6 grados C, en comparación con 32.2 grados C para los hombres.

6. Un gorro puede no ser suficiente para ayudarte a retener el calor corporal

Los estudios han demostrado que no hay nada que sea especial en cuanto a tu cabeza en lo que respecta a la pérdida de calor: cualquier parte de tu cuerpo que no esté cubierta pierde calor y reducirá la temperatura central de tu cuerpo proporcionalmente.

7. Un corazón fresco puede proteger tu cerebro

La hipotermia terapéutica es un tipo de tratamiento que a veces se usa para los que tienen un paro cardíaco. Una vez que el corazón empieza a latir nuevamente, los médicos utilizan dispositivos de enfriamiento para reducir la temperatura corporal del paciente alrededor de 31.6 a 33.8 grados C.

La disminución de la temperatura corporal inmediatamente después del paro cardíaco puede reducir el daño al cerebro y aumenta las posibilidades de que la persona se recupere.

8. La temperatura corporal puede ayudar a determinar la hora de la muerte

Después de que las personas fallecen, ya no producen calor corporal, y el cuerpo se enfría lentamente. Este proceso se llama algor mortis (en latín, “la frialdad de la muerte”). Se ha usado como herramienta en investigaciones forenses para estimar cuánto tiempo pasó desde que falleció hasta que se descubrió el cuerpo. Pero varios factores afectan la temperatura corporal, por lo que no es una técnica totalmente confiable o precisa.

Fuente: La vida lúcida

COMENTARIOS