Salud

Sigman: “Ningún gobierno jugó ningún papel, esta fue una negociación entre privados”

Hugo Sigman, el empresario dueño del grupo al que pertenece el laboratorio que producirá la vacuna contra el coronavirus en Argentina, fue entrevistado por Marcelo Longobardi en Radio Mitre y dejó de manifiesto que ningún gobierno estuvo implicado en la negociación entre la Universidad de Oxford y el laboratorio.

jueves 13 de agosto de 2020 - 11:51 am

Hugo Sigman, dueño del Grupo Insud, al que pertenece el laboratorio mAbxience, integrante del consorcio internacional que fabricará la vacuna contra el coronavirus desarrollada por la Universidad de Oxford en la Argentina, fue entrevistado por el periodista Marcelo Longobardi, en Radio Mitre, y allí confirmó que una planta de su compañía ya comenzó a producir la dosis. Además deslizó que podría estar lista para ser aplicada en diciembre y aclaró que ningún gobierno intervino en las negociaciones.

Sigman confirmó que fue la Universidad de Oxford quien entró en negociaciones con el laboratorio AstranZeca, bajo algunas condiciones que el último aceptó. “El CEO (de AstranZeca) tuvo una visión muy solidaria ante el problema porque la universidad le planteó que la vacuna tuviera un precio accesible y que fuera distribuida universalmente, sin restricciones, a todos los países del mundo”, relató.

AstraZeneca no tiene fábrica para producir la vacuna, entonces se contactó con nosotros hace varios meses y con la fundación de Carlos Slim, y con un laboratorio mexicano de una familia amiga nuestra, Liomont, nos piden que fabriquemos la vacuna con una característica especial: que iniciemos la producción a riesgo”, continuó Sigman.

Al ser consultado sobre la responsabilidad que tienen los Gobiernoes implicados, en esta instancia, Sigman fue contundente: “Ningún gobierno jugó ningún papel. Esta es una negociación entre privados”. Luego, explicó: “Fue una negociación entre privados. Se nos acercó AstraZeneca y entendió que la mejor fábrica que había en la región era la nuestra. Hicieron inspecciones y las consideraciones tecnológicas y corroboraron que nosotros tenemos la experiencia y las instalaciones adecuadas”.

El dueño del Grupo Insud comentó que la vacuna pasó las fases 1 y 2, “primero con animales y luego con seres humanos”,  y que ahora en fase 3 “se prueba si es efectiva”. En este sentido, Sigman aseguró: “AstraZeneca pidió que las compañías trabajen a riesgo: si se aprueba la vacuna, se va vender; si no se aprueba, se tira lo que se hizo”.

“Nosotros estamos asumiendo un riesgo muy importante: como compañía, estamos produciendo sin considerar los costos perdidos en tanto que existe la eventualidad de que la vacuna no se pueda vender”, reflexionó el empresario.

“Hay algo que debo resaltar. Como este es un virus vivo, no puede producirse a la par con otros productos que estamos haciendo. Hemos suspendido todo el resto de las producciones. Vamos a hacer solo la vacuna para contribuir a que esté lista en el caso de que se apruebe.” explicó Sigman.

 

COMENTARIOS