Opinión

¿Se puede alcanzar un gasto público sustentable?

Orlando Ferreres

Fundador y presidente de OJF & Asociados. Ex Viceministro de Economía (1989). Fundador y miembro del directorio del CEMA.

miércoles 12 de agosto de 2020 - 2:08 pm

Columna de opinión publicada originalmente en La Nación

 

El gasto público se puede ubicar en un nivel que se considera sustentable si dicho gasto público consolidado (Nación, Provincias y Municipios, eliminando las transferencias entre jurisdicciones) no pasa de los US$ 100.000 millones en 2020. ¿Qué significa esto? Dicho gasto sustentable se estableció por varios economistas en 1983, al finalizar la etapa militar y donde se iniciaba un nuevo período de democracia, para tener una guía sobre cuál sería su límite razonable.

¿En qué nivel se aceptó que el gasto público consolidado era aceptable? Este nivel no debía pasar en aquel momento de los US$ 23.000 millones por todo concepto. El gasto público consolidado real de aquel año era un poco más alto pero este número fue considerado una guía aceptable para la democracia y que esta no se fuera de sus límites. En este gasto se incluye también el gasto en intereses de la deuda pública.

¿Cómo se calcula el gasto público sustentable para cada año? Una vez establecido su nivel para el año base, después se incrementa el mismo por el aumento del PIB -mayor actividad mayor gasto público- y también como el dólar tiene una inflación importante cada año, se corrige por la inflación de Estados Unidos. Este resultado sumado nos va dando para cada año el nivel de gasto público sustentable.

 

 

¿En qué años se cumplió con estos postulados del gasto público? En 1989, donde se efectuó una gran reorganización del gasto estatal y después en el periodo 2002 a 2007, lapsos en los cuales el gasto público efectivo fue similar o menor que el gasto sustentable.

¿Cuál fue el límite superior del gasto público consolidado efectivo? Ocurrió en la etapa de Cristina Fernández de Kirchner y también con Mauricio Macri, donde alcanzó a casi los US$ 300.000 millones, como en el 2015 y 2017, cifra efectiva que se aproximó a esos números, aunque sin llegar a dichas valores, como puede verse en el cuadro. Pero esos gastos reflejaban la falta de sentido económico de las cifras del gasto gubernamental consolidado. En esos años el gasto consolidado sustentable se ubicaba en los US$ 110.000 millones y ahora, con la recesión del PIB tan fuerte de estos últimos años se ubica, como dijimos en cerca de US$ 100.000 millones.

¿Qué significa el gasto público sustentable? Se supone un país en el que el Gobierno siempre va a gastar pero este valor establece un límite máximo para el mismo, pasado el cual se verá la macroeconomía superada por ese traspaso de los valores razonables. Se notará en inflación o recesión o dificultades con el tipo de cambio y otras variables de la economía, como la pobreza, que puede crecer mucho, aun en años sin grandes crisis. Significa que hay más gasto que el posible ya sea por muchos empleados en las provincias o municipalidades o en la nación o exceso de jubilados sobre el normal, afectados por el pago estatal si es un sistema de jubilaciones de reparto.

¿En qué nivel se ubica el gasto público consolidado efectivo, después de situarse cerca de los US$ 300.000 millones en 2017? En este año 2020, contando con el dólar oficial y su posible devaluación hasta fin de año, según el cuadro de datos llegamos a los US$ 172.300 millones. Esto significa que aún necesitamos recortar muchos excesos de gasto hasta que el mismo alcance al valor sustentable. Esto ocurrió durante 1989 o en el 2002 o en el primer ejercicio de Néstor Kirchner. También se observó en este último período el equilibrio de otras variables relevantes de la economía, como el superávit del sector externo o el superávit fiscal y una actividad monetaria controlada.

Es necesario ir hacia esos números y ahorrar sobre lo que se considere que es gasto público innecesario, del cual seguramente tenemos un exceso. El Presupuesto Nacional de 2021 puede ser una guía adecuada para el próximo ejercicio.

COMENTARIOS