Sexualidad

Nueve lesiones sexuales comunes

Cuando en el sexo no es todo placer

martes 25 de agosto de 2020 - 7:49 am

Las lesiones sexuales son mucho más comunes de lo que podría pensarse. A continuación, algunas de las más frecuentes.

Desgarre muscular

Es la más común. Se da por exigirle un trabajo extra a un músculo, por una contracción brusca o por un gran esfuerzo.

Calambres

La tensión y el sostener posiciones extremas durante el sexo pueden dar lugar a estos dolorosos espasmos musculares, especialmente en los gemelos (pantorrillas).

Tortícolis

El estiramiento excesivo, la tensión y las posturas poco habituales pueden hacer que el músculo esternocleidomastoideo se contraiga involuntariamente provocando mucho dolor y dificultad para mover el cuello.

Raspones y quemaduras

La fricción de la piel con superficies ásperas, por ejemplo una pared o una alfombra, puede provocar lesiones cutáneas.

Lesiones en la espalda

Suelen ser consecuencia de un esfuerzo desmedido, de practicar posturas inusuales o de concentrar toda la fuerza en un solo punto.

Fractura de pene

Es un órgano sin hueso pero sí se puede romper. La fractura se produce cuando el pene se encuentra en erección, es decir, cuando se llena de sangre y está más duro y alargado. Si recibe un impacto o torcedura en ese estado durante una postura sexual muy violenta, ocurre la fractura. Causa mucho dolor y produce un sonido como el de una botella descorchada. La erección desaparece inmediatamente porque el revestimiento del cuerpo cavernoso se rompe y el pene cambia de color.

Infecciones en los ojos

Tocar los genitales de la pareja y luego tocarse los ojos puede ser causa de dolorosas infecciones en los ojos. El semen y otros fluidos corporales pueden penetrar allí, dañar los órganos visuales y causar mucha comezón que deriva en conjuntivitis. No hay complicaciones graves pero en algunos casos puede ser una vía de transmisión de ETS como la clamidia y la gonorrea.

Dejar juguetes sexuales dentro

En esos caso es importante acudir de inmediato con un ginecólogo y no intentar quitarlo uno mismo porque podría empeorar la situación.

Lesiones en el músculo piramidal

Las mujeres son quienes sufren más lesiones en el sexo y una de las más dolorosas son las que ocurren en el músculo piramidal. Éste se encuentra entre el sacro y la cabeza del fémur, el cual obligamos a trabajar más de lo común si se mantienen las piernas abiertas por mucho tiempo. El sobreesfuerzo que se hace al hacer ciertas posturas también puede derivar en contracturas musculares en las piernas y la zona lumbar.

Fuente: Silvia Olmedo / Su médico

COMENTARIOS