Economía

Los tres problemas que aún tiene Martín Guzmán según Joseph Stiglitz

El premio Nobel dialogó con la revista Forbes sobre el canje del ministro con los bonistas

martes 11 de agosto de 2020 - 1:45 pm

El premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, mentor del ministro de Economía, Martín Guzmán, en la Universidad de Columbia, aseguró que al ministro todavía le quedan tres grandes desafíos por delante, entre los que enumeró “un problema grande con el FMI, las reformas y las consecuencias de la pandemia”.

En una entrevista con Forbes Argentina, en el marco de un encuentro organizado por la revista, el académico sostuvo que pasar del déficit fiscal a un número positivo “es un verdadero desafío. Eso ya es complicado, y encima hay que sumarle la pandemia, que es un problema mundial. Si fuera solo un problema de Argentina, sería diferente. Pero como es algo mundial, afecta las exportaciones y las inversiones extranjeras. El mundo está parado”, indicó.

Consultado sobre los grandes desafíos que le quedan a Guzmán tras el acuerdo con los acreedores por la deuda, Stiglitz señaló que “todavía tiene un problema grande con la enorme deuda del FMI, hay también muchas reformas en la economía Argentina”.

Para el premio Nobel, “una de las cosas que demostró la última negociación (con el FMI) es que la institución cambió, es una institución nueva. No sé si los veinte años que me pasé criticándolos motivaron ese cambio, pero estoy muy contento de que haya habido un cambio, al menos por ahora, y que sea en la dirección correcta. Me alegra mucho que la nueva directora del FMI se defina como la primera directora proveniente de un mercado emergente”.

Stiglitz elogió “el rol constructivo que asumieron para que las negociaciones se destrabaran, que apoyaran el análisis argentino de la sostenibilidad de la deuda, que reconocieran que la austeridad nunca es una solución posible”.

Según indicó este martes Guzmán, “por la complejidad y la cantidad de detalles que hay que negociar”, no ven rápido un acuerdo con el Fondo. “Va a llevar meses, incluso es posible que recién a principios del año que viene se pueda llegar a un acuerdo”, afirmó.

El ministro afirmó que “con el anterior (gobierno) se llegó a un acuerdo en pocas semanas y la sociedad quedó a un lado. Nosotros vamos a llevar un debate mucho más amplio que va a llevar tiempo, vamos a discutir cada detalle sobre la base de la prudencia, la responsabilidad, el objetivo de más trabajo”.

Entre los obtusos y el ministro Zen

Consultado sobre cómo ve el resultado de la negociación por la deuda, Stiglitz le dijo a Forbes que los acreedores privados “fueron obtusos, fueron obstinados y también insensibles. Si hubieran sido más razonables, el acuerdo se habría firmado hace mucho tiempo. De hecho, como sabemos, mientras avanzaban las negociaciones, la economía se iba deteriorando, y obviamente siempre es más fácil partir de una mejor posición. Así que fueron muy obtusos. También fueron obtusos al ignorar las condiciones de sostenibilidad”.

Sobre Guzmán, Stiglitz dijo que “el país no podría haber sido más afortunado de tener como encargado de reestructurar la deuda soberana al administrador financiero que más sabe del tema. Es realmente un experto mundial en la materia. Y puso en juego todo ese conocimiento, aunque no fue solo conocimiento, sino también experiencia y también una calma estilo zen para tratar con las actitudes de los acreedores que, digamos, algunos tuvieron una muy mala conducta. Pero él mantuvo el foco en lo que había que hacer y logró el objetivo”.

COMENTARIOS